Internacional

Reúnen a familia migrante en EU

Menores salvadoreños se reunieron con su padre en EU, tras demandar a Departamento de Justicia y haber estado en centro para migrantes

Reforma

Reforma

miércoles, 25 marzo 2020 | 13:02

Washington DC, EU.- Tres menores salvadoreños que presentaron una demanda contra el Departamento de Justicia se reunieron este miércoles con su padre después de permanecer en un refugio de niños inmigrantes no acompañados, aunque siguen enfrentando la amenaza de su deportación, informaron sus abogados.

Los chicos, dos jovencitas de 16 y 14 años y un pequeño de 9 que estaban bajo cuidado de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), interpusieron el pasado 17 de marzo una querella ante la Corte del Distrito de Columbia, con el apoyo de CAIR Coalition, Justice Action Center y la firma O'Melveny & Myers.

Los menores quedaron ahora bajo la custodia de su padre, identificado como José, quien reside en Maryland, pero su situación no está definida.

"Los niños todavía podrían ser deportados a El Salvador, donde se enfrentan a amenazas de la (pandilla) MS-13 y ya no tienen ningún familiar que puede mantenerlos a salvo", advirtieron los abogados en un comunicado.

De allí que la defensa anticipó que presentará la próxima semana una demanda enmendada y una nueva moción de mandamiento preliminar "para asegurar que los niños reciban una audiencia en la corte de inmigración".

La madre de los menores continúa en Matamoros (México) dentro del programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), también conocido como "Permanezcan en México", bajo el cual los solicitantes de asilo deberán aguardar en el vecino país por una respuesta a su petición por parte de las autoridades estadounidenses, lo cual puede demorar semanas o meses.

En junio de 2019, el padre de esta familia y una de sus hijas llegaron a Estados Unidos para solicitar asilo, después de haber sido amenazados por la pandilla MS-13 en su país. Ambos lograron entrar y están a la espera de su proceso.

La madre, que fue víctima de extorsiones y recibió amenazas de muerte contra sus hijos para que revelara la ubicación de su pareja, y los tres demandantes llegaron a EU en septiembre de 2019 en busca de asilo, pero fueron puestos bajo el MPP.

En enero pasado, los tres demandantes entraron por su cuenta a EU, que los procesó como menores no acompañados, aunque aún no han recibido un nuevo aviso para comparecer ante la corte, donde podrían iniciar un proceso para solicitar asilo y quedarse en el país.