Internacional

Sacude a Tucson muerte de latino en custodia

La revelación de un video de hace 2 meses de la muerte de latino a manos de Policía de Tucson desató indignación similar a caso Floyd

Reforma

Reforma

jueves, 25 junio 2020 | 14:46

Tucson.- El Jefe de la Policía de Tucson, Arizona, Chris Magnus, ofreció su renuncia luego de revelar un video en el que un latino de 27 años de edad murió bajo custodia policial hace 2 meses.

El video, capturado por las cámaras corporales de los oficiales, que fue hecho público hasta este miércoles, muestra el episodio del 21 de abril.

Antes de su muerte, Carlos Ingram Lopez es visto esposado mientras ruega en inglés y en español por agua y por su abuela.

Magnus dijo que los oficiales no usaron estrangulamientos. Pero dijo que sí violaron las pautas de entrenamiento cuando sujetaron a la víctima bocabajo por alrededor de 12 minutos antes de que López sufriera un ataque cardiaco y muriera en la escena.

La autopsia reveló que la causa de muerte fue una combinación de restricción física y paro cardiaco que involucraba infección por cocaína.

La revelación de la muerte de López llega en un momento en que muchos latinos en Estados Unidos están pidiendo cambios en la manera en que los policías tratan a sus comunidades, haciendo eco de llamados similares de los afroamericanos.

El incidente en Tucson ocurrió alrededor de un mes antes de que George Floyd fuera asesinado por la Policía de Minneapolis, llevando a protestas en todo el país.

Regina Romero, Alcaldesa de Tucson, ofreció condolencias en español a la familia de López. En inglés, expresó su indignación por lo que ocurrió.

"Estoy muy indignada", dijo Romero, quien es la primera latina en ser Alcaldesa de Tucson.

"Estos oficiales habrían sido despedidos si no hubieran renunciado".

Dos de los oficiales que renunciaron son blancos y uno es afroamericano, dijo Lane Santa Cruz, un miembro del Consejo de la Ciudad que había sido informado sobre el episodio y revisó el video el martes.

El jefe de policía los identificó como Samuel Routledge, Ryan Starbuck y Jonathan Jackson.

Romero dijo que examinaría la oferta de renuncia del jefe de la Policía antes de tomar una decisión.

El manejo del tema por parte del Departamento de Policía se encuentra bajo escrutinio. Las autoridades no revelaron detalles sobre la muerte de Lopez hasta el martes, cuando Romero canceló una reunión del Ayuntamiento luego de ver el video.

Antes de que se revelaran las imágenes, Magnus había descrito a la Policía de Tucson como uno de los departamentos más progresivos en el país.

Habían prohibido los estrangulamiento y requerido a oficiales participar en entrenamiento de conciencia, así como de intervención de crisis.

Magnus dijo que los policías estaban respondiendo a una llamada de "conducta desordenada" respecto a Lopez, quien estaba desnudo y parecía estar actuando de manera errática cuando los oficiales llegaron al lugar.

En cierto punto, uno de los agentes le dijo a Lopez que sería sometido con una pistola eléctrica si no cooperaba.

En la conferencia de prensa, Magnus dijo que le había pedido al FBI que revisara el episodio, que ha estado bajo investigación interna en el departamento.

Dijo que los oficiales involucrados no habían cumplido con los estándares establecidos en el entrenamiento.

Durante años, muchos departamentos han capacitado a los oficiales sobre que las personas mantenían boca abajo, en lo que se conoce como "restricción propensa", son más propensos a morir repentinamente de asfixia posicional, porque tienen dificultades para expandir su pecho para respirar.

Esto es particularmente cierto si muestran signos de angustia mental o intoxicación por drogas estimulantes, una condición a veces denominada "delirio excitado".

Las pautas para tales circunstancias generalmente exigen que los oficiales muevan a las personas de lado o las sienten lo antes posible.

El informe de la autopsia de López señaló que estaba retenido en posición boca abajo con una cubierta de malla que cubre la cabeza.

Líderes latinos en Tucson expresaron su preocupación y angustia luego de que el video fuera publicado.

Lane Santa Cruz, miembro del Ayuntamiento, dijo que el episodio enfatizaba cómo los latinos estaban siendo asesinados por la policía.

Destacó cómo López llamaba desesperadamente por su nana.

"En nuestra, las nanas son las matriarcas", dijo.

"Estaba pidiendo por su vida".