Internacional

Sacuden protestas a Gobierno cubano

La isla atraviesa su peor crisis económica en 30 años y su momento más grave durante la pandemia

Reforma

lunes, 12 julio 2021 | 05:00

La Habana– A gritos de “Libertad”, “Abajo la dictadura” y “Patria y vida” miles de cubanos se manifestaron ayer a lo largo del país en la movilización más grande de las últimas décadas contra el Gobierno, que llamó a sus simpatizantes a contrarrestar lo que calificó como provocaciones.

En las protestas, que se dieron mientras Cuba atraviesa su peor crisis económica en 30 años y su momento más grave de la pandemia, las personas denunciaron centros de salud colapsados y meses de escasez de alimentos, medicinas y prácticamente todos los productos de primera necesidad.

Los manifestantes pidieron desde vacunas contra el Covid-19 hasta el fin de los apagones diarios.

“Estamos hartos de las colas (para obtener productos básicos), del desabasto. Por eso estoy aquí”, señaló un hombre de unos 40 años.

Debido al crecimiento de las protestas contra el Gobierno, el presidente y jefe del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel, se dirigió al país y señaló a Estados Unidos como responsable de las movilizaciones.

“Habrá una respuesta revolucionaria. Convocamos a todos los revolucionarios comunistas a que salgan a la calle donde se vayan a producir estas provocaciones y enfrentarlas con decisión”, instó el mandatario por todas las cadenas de radio y televisión de la isla.

“No vamos a admitir que ningún contrarrevolucionario, ningún mercenario, ningún vendido al Gobierno estadounidense, vendido al imperio, recibiendo dinero de las agencias, dejándose llevar por todas estrategias de subversión ideológica, cree desestabilización en nuestro país”.

Las palabras del presidente cubano provocaron cuestionamientos entre disidentes.

“Qué irresponsabilidad... esto es el llamado a una guerra civil: ‘La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios’, amenaza Miguel Díaz-Canel”, tuiteó la reconocida opositora Yoani Sánchez.

La jefa de la diplomacia estadounidense para Latinoamérica, Julie Chung, rechazó también las palabras del mandatario.

“Estamos profundamente preocupados por los ‘llamados al combate’ en Cuba. Defendemos el derecho del pueblo cubano a la reunión pacífica. Llamamos a la calma y condenamos cualquier violencia”, subrayó.

La jornada de manifestaciones antigubernamentales, un hecho muy poco común en este país liderado por una única fuerza, el Partido Comunista, inició en el municipio de San Antonio de los Baños en la provincia de Artemisa, fronteriza con La Habana.

En la capital, se reportaron enfrentamientos y arrestos violentos por parte de las fuerzas de seguridad, que usaron gases lacrimógenos.

Unas 300 personas afines al Gobierno llegaron con una gran bandera cubana a la zona de Centro Habana gritando consignas a favor del fallecido expresidente Fidel Castro y la revolución cubana, y agredieron a miembros de Associated Press.

A lo largo de la tarde, el servicio de Internet fue cortado por las autoridades.

Esta es la protesta antigubernamental más grande que se registra en la isla, al menos, desde el llamado “maleconazo” de 1994.