Internacional

Salvador Cienfuegos negocia con EU declararse culpable

La defensa del extitular de la Sedena solicitó tiempo para llegar al arreglo y que ello no afecte la fecha de comparecencia formal ante la corte

Agencias

martes, 10 noviembre 2020 | 19:50

Salvador Cienfuegos Zepeda, extitular de la Defensa Nacional (Sedena), arrestado en Estados Unidos por cuatro cargos relacionados con narcotráfico, negocia con la Fiscalía de Nueva York declararse culpable, por lo que su defensa solicitó una prórroga para concentrar sus esfuerzos en ello antes de que comience el periodo de juicio, el cual sería evadido.

La solicitud donde se detalla el posible acuerdo fue revelado por la periodista Surya Palacios, colaboradora del portal Alto Nivel. El documento va dirigido a Steven M. Gold, juez de la Corte del Distrito Este de Nueva york, y está firmado por el abogado del general, Edward V. Sapone, así como por el Fiscal Ryan C. Harris.

Debido a la negociación, las partes pidieron que el tiempo entre el 5 y 18 de noviembre, sea excluido del cálculo del periodo en que el juicio de los cargos debe comenzar.

“Están involucrados en negociaciones de declaración de culpabilidad, que creen que probablemente resultarán en una disolución de este caso sin juicio, y requieren una exclusión de tiempo para concentrar los esfuerzos en las negociaciones de declaración de culpabilidad”, es el argumento de la defensa y la parte acusadora.

El general se declaró no culpable en su audiencia de imputación y se preveía que el juicio comenzara el 18 de noviembre (Foto: Reuters)El general se declaró no culpable en su audiencia de imputación y se preveía que el juicio comenzara el 18 de noviembre (Foto: Reuters)

En su audiencia de imputación, ante el mismo juez Steven M. Gold, Cienfuegos se declaró no culpable de tres cargos de conspiración para manufacturar, importar y distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana, además de un cargo por lavado de dinero. En aquella comparecencia, el juez aceptó, a petición de la defensa, que el periodo de 70 días para que fueran recabadas las evidencias diera inicio el 18 de noviembre.

No obstante que las negociaciones son para que el ex titular de la Sedena se declare culpable sin llegar al juicio, el documento también advierte que, de no concretarse tal pacto, el lapso solicitado es razonable para que los defensores se preparen para el proceso.

“Sin el riesgo de que, a pesar de su diligencia, no lo hagan, tener un tiempo razonable para una preparación eficaz para el juicio”, añade el párrafo de motivos.

Por ello, otra opción marcada refiere que: “Necesitan tiempo adicional para prepararse para el juicio debido a la complejidad del caso”.

Cienfuegos está acusado de cuatro delitos relacionados con narcotráfico en una corte de Nueva York (Fotos: REUTERS/Gustavo Graf)Cienfuegos está acusado de cuatro delitos relacionados con narcotráfico en una corte de Nueva York (Fotos: REUTERS/Gustavo Graf)

Surya Palacios explicó que las negociaciones para evitar un juicio tienen varias finalidades, principalmente, acordar una pena reducida y eventual liberación, esto, a cambio de información que pueda aportar el acusado. Otra razón es evitar un largo proceso que llega a ser muy costoso, más cuando se pretende tener una defensa con abogado privado.

Por otra parte está la “culpabilidad por conveniencia”, en cuyo acuerdo con la Fiscalía estaría que no se conozcan públicamente, por la prensa, los detalles expuestos, junto con testimonios, en cualquier juicio. Por lo oneroso que podría ser el caso, una declaración de culpabilidad, refiere la colaboradora de Alto Nivel, no implica que el acusado sea responsable de todos los delitos fincados.

A veces, el imputado no tiene cómo probar su inocencia, apunta Surya Palacios, o es muy difícil obtener pruebas por descargo, por ello prefiere negociar la culpa, para que los fiscales excluyan algunos delitos, o se llegue a pactar una sentencia corta, con eventual liberación con condiciones.

De acuerdo con la Oficina de los Defensores Federales de Nueva York, el Acuerdo de Declaración de Culpa (Plea Agreement), es un pacto para determinar qué cargos serán desestimados y cuáles aceptados, así como pautas de sentencia.

Este último documento deberá ser avalado por el juez. Algo que, según el documento publicado por Alto Nivel, pudo ser ofrecido por los fiscales para que Cienfuegos aporte información y la investigación se extienda con más implicados.

Cuando el extitular de la Sedena se declaró no culpable, lo hizo sin saber con antelación cuál podría ser su sentencia, pues podría ser acusado de más cargos y no sabe qué calificará el jurado. Acaso tiene estimaciones. Podría enfrentar una condena perpetua como pena máxima, o 10 años como pena mínima, pero esto aún es incierto si se suman y prueban más delitos.

Aunque en la audiencia de imputación o de Lectura de Cargos, casi siempre es previsible que el acusado se declare inocente (Arraignment). De modo que la posición del general no fue sorpresiva, pues en su comparecencia del pasado 20 de octubre, Duane R. Lyons (su defensor de entonces) afirmó que su cliente pretendía combatir con vigor los cargos que le son fincados.

Previo al juicio, la defensa del general puede introducir “mociones”, comúnmente usadas para suprimir evidencia. Esto procedería si las autoridades tomaron declaraciones de forma irregular. Un ejemplo también sería la intercepción de comunicaciones mediante espionaje sin respaldo de un mandamiento legal. Son recursos cuyo propósito es que la fiscalía no presente evidencia ilegal. El juez decidirá si las pruebas son admitidas o son desestimadas.

A Cienfuegos se le relaciona con el Cártel H-2, un remanente de los Beltrán Leyva a quienes habría beneficiado para sus operaciones entre 2015 y 2017. Principalmente, estaría ligado con Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2, quien asumió el liderazgo de la facción en 2014.

Salvador Cienfuegos Zepeda fue arrestado el 15 de octubre en Los Ángeles (Foto: Cuartoscuro)Salvador Cienfuegos Zepeda fue arrestado el 15 de octubre en Los Ángeles (Foto: Cuartoscuro)

Con ese cártel, el general habría pactado no realizar operaciones en su contra; perjudicar a grupos rivales; localizar transporte marítimo para el tráfico de drogas; presentar a líderes de la organización con otros funcionarios corruptos para colaborar a cambio de sobornos; así como advertirles sobre investigaciones del gobierno estadounidense.

El extitular de la Sedena fue arrestado el 15 de octubre cuando arribó al aeropuerto de Los ángeles, California, para pasar unos días en compañía de su familia. Luego des dos audiencias, fue trasladado a Nueva York, donde radica su caso. Ahí se mantiene recluido, pues le fue negado seguir su proceso en libertad, luego de ofrecer una fianza de USD 750 mil. El juez consideró que podría huir a México donde sería protegido por capos del narcotráfico y altos funcionarios, dado su perfil de ex secretario de Estado.

Fuente: www.infobae.com