Internacional

Satélites y basura espacial están abarrotando la órbita terrestre, advierten expertos

Si el tráfico espacial se vuelve demasiado denso, una sola colisión entre dos objetos podría desencadenar una reacción en cadena desastrosa

CNN

Agencias

jueves, 08 octubre 2020 | 11:09

En 1978, el científico de la NASA, Donald Kessler, advirtió sobre una posible reacción en cadena catastrófica en el espacio exterior. Hoy conocida como "Síndrome de Kessler", la teoría postulaba que el espacio sobre la Tierra algún día podría llegar a estar tan abarrotado, tan contaminado con satélites activos y restos de exploraciones espaciales pasadas, que podría dificultar, si no imposibilitar, futuros esfuerzos espaciales, informó CNN.

La semana pasada, el director de Rocket Lab, una compañía de lanzamiento de cohetes, dijo que la compañía ya está comenzando a experimentar el efecto de la creciente congestión en el espacio exterior.

El director de Rocket Lab, Peter Beck, dijo que la gran cantidad de objetos en el espacio en este momento, un número que está creciendo rápidamente gracias a la constelación de satélites de Internet de SpaceX, hace que sea más difícil encontrar un camino claro para que los cohetes lancen nuevos satélites.

"Esto tiene un impacto masivo en los nuevos lanzamientos", dijo a CNN. Los cohetes "tienen que intentar abrirse camino entre estas constelaciones de satélites".

Parte del problema es que el espacio ultraterrestre sigue estando sin regular. El último tratado internacional ampliamente acordado no se ha actualizado en cinco décadas, y eso ha dejado a la industria espacial comercial a su cargo.

Los investigadores han advertido durante décadas que la congestión en el espacio exterior podría tener consecuencias devastadoras. La advertencia de Kessler decía que, si el tráfico espacial se vuelve demasiado denso, una sola colisión entre dos objetos podría desencadenar una reacción en cadena desastrosa que convertirá el espacio alrededor de la Tierra en un páramo extraterrestre.

El síndrome de Kessler fue fundamental en la trama de "Gravity" de 2013, en la que la metralla de un satélite provocó una cascada de desastrosas colisiones satelitales.

La pregunta es si seguirá siendo ficción. Algunos expertos advierten que las áreas de órbita terrestre baja ya han alcanzado una masa crítica de congestión.