Internacional

Se acumularn cuerpos más rápido de que puedan incinerlos

Antes de la pandemia, solíamos incinerar de ocho a diez personas diariamente... Ahora estamos incinerando de 100 a 120 por día, director del crematorio Seemapuri

/ Un miembro de la familia realiza los últimos ritos de una víctima de Covid-19 en un crematorio en Jammu, India

Agencias

viernes, 30 abril 2021 | 12:56

Nueva York— Las llamas crujen sobre los lamentos y oraciones de las familias en duelo mientras lloran a sus seres queridos colocados en piras funerarias que arden durante la noche en Nueva Delhi.

A medida que la segunda ola de coronavirus de la India se extiende por el país, los cuerpos se acumulan más rápido de lo que los trabajadores pueden incinerarlos o construir nuevas piras, publicó CNN.

"Antes de la pandemia, solíamos incinerar de ocho a diez personas diariamente", dijo Jitender Singh Shunty, director del crematorio Seemapuri en el este de Nueva Delhi. "Ahora estamos incinerando de 100 a 120 por día".

La demanda es tan alta que el crematorio de Seemapuri se ha expandido a su estacionamiento, donde decenas de trabajadores construyen nuevas plataformas de cremación con ladrillos y mortero. Hay tan poco espacio y tantos cuerpos que las familias tienen que conseguir un boleto y esperar su turno en la fila.

Se han realizado tantos incendios en Nueva Delhi que las existencias de madera se están agotando.

El martes, Jai Prakash, el alcalde del norte de Delhi, escribió una carta al ministro principal de Delhi, Arvind Kejriwal, pidiendo que el departamento forestal proporcionara un suministro constante.

Mientras tanto, las familias deben pagar la leña para quemar los cuerpos de sus familiares. Muchos no ven otra opción, ya que compiten por el espacio en los crematorios abarrotados.

La cremación se considera una parte importante de los ritos funerarios hindúes, debido a la creencia de que el cuerpo debe ser destruido para que el alma proceda a la reencarnación.

Barkha Dutt, columnista del Washington Post, perdió a su padre a causa del Covid-19 esta semana después de que lo llevaran al hospital con un cilindro de oxígeno defectuoso.

"Cuando fuimos a incinerarlo, no había espacio en el campo de cremación; hubo una pelea física que estalló entre varias familias", dijo el pasado miércoles. "Tuvimos que llamar a la policía para incinerar a mi padre".

"A pesar de mi devastación, tuve más suerte que la mayoría de los indios", agregó Dutt. "Pienso en las familias que necesitan campos de cremación, donde los cuerpos han estado tirados en el suelo".

India informó casi 380 mil nuevas infecciones este jueves, marcando otro récord mundial para el recuento más alto de casos en un solo día. Murieron más de 3 mil 600 personas.