Internacional

Se contuvo daño por derrame de petróleo, afirman

La Guardia Costera de EU señala que el vertido de crudo registrado la semana pasada fue menor al previsto

Agencias

Agencias

domingo, 10 octubre 2021 | 08:38

Cuando se detectó una mancha de petróleo en las aguas de la costa del sur de California, ambientalistas temieron lo peor: un derrame masivo que destrozaría el ecosistema.

Una semana después, la región y sus emblemáticas playas parecen haber evitado un desastre posiblemente calamitoso, aunque los efectos a largo plazo sobre la flora y la fauna siguen sin estar claros.

La Guardia Costera estima que una fuga en un oleoducto arrojó un mínimo de aproximadamente 95 mil litros de crudo ante las costas del condado de Orange.

“Basándonos en lo que estamos viendo, es un impacto más suave de lo que se espera en el peor de los casos de un vertido”, dijo Christian Corbo, teniente de Pesca y Vida Salvaje de California. “Esperamos ver menos impactos en la costa, menos impactos en los animales con base en ese umbral reducido”.

La presencia de una mancha de petróleo en el mar fue reportada la noche del 1 de octubre. Pero no fue hasta la mañana siguiente cuando las autoridades confirmaron el derrame. La Guardia Costera investiga si el ancla de un barco pudo haberse enganchado, doblado y roto el oleoducto propiedad de Amplify Energy Corp, una firma con sede en Houston, por la que circula el crudo desde sus tres plataformas hasta una refinería en la costa.

Activistas medioambientales dicen que la situación sigue siendo grave y temen los efectos a largo plazo en los humedales y en la vida marina. Los componentes del petróleo en crudo pueden permanecer bajo la superficie del océano y afectar a los microorganismos de los que se alimentan los peces, que a su vez forman parte de la cadena alimenticia de pájaros, mamíferos marinos y humanos.

En un vertido en el mar, las aves suelen ser las primeras afectadas ya que el petróleo puede pegarse a sus alas, lo que hace que se enfríen. En cinco días se encontraron 10 pájaros manchados de crudo muertos, y otros 25 fueron rescatados y llevados a un centro de vida salvaje para ser tratados. En este último grupo había siete ejemplares de chorlitejo blanco, una especie amenazada, según el Oiled Wildlife Care Network.