Internacional

Se enfrentan manifestantes y policías en Lima

La Policía dispersó con gases lacrimógenos a los manifestantes

Agencia Reforma

viernes, 20 enero 2023 | 06:16

Lima, Perú.- La Policía dispersó con gases lacrimógenos a los manifestantes que intentaban avanzar este jueves por la avenida Abancay, en Lima, hacia el Congreso de la República, en medio de las movilizaciones que exigen la renuncia de la Presidenta Dina Boluarte. 

Los enfrentamientos se extienden por tres horas.

Las imágenes televisivas mostraban un cordón policial que busca contener a los inconformes. De acuerdo con medios locales, la zona a la que querían acceder no está prevista en la marcha nombrada "La Toma de Lima".

La avenida Abancay conecta al Congreso de Perú con el Palacio de Gobierno. Los medios locales reportaron la presencia de tanques afuera de la Suprema Corte del país para resguardar a la Policía.

La Policía también dispersó con gases lacrimógenos a los movilizados en la avenida Jr. Lampa, en donde hay al menos cinco tanques que actuarán si escalan las protestas.

"Estamos aquí luchando por nuestra justa razón. Queremos que cierren el Congreso", dijo a la AFP la campesina Ayda Aroni, que llegó desde la región de Ayacucho, 330 kilómetros al sureste de Lima.

"Nos marginan, nos dicen que somos vándalos, nos dicen que somos terrucos (terroristas), estamos reclamando nuestro derecho".

Los enfrentamientos se intensificaron cuando un grupo de manifestantes rompió momentáneamente el cordón policial que protegía la avenida que lleva al Congreso.

Hasta el momento, se reportan a seis policías y a dos movilizados heridos.

El periódico La República señaló que los manifestantes intentan llegar al barrio de clase alta de Miraflores y el distrito de San Isidro. Los manifestantes se dirigen al Parque Kennedy.

Se incendia un edificio

En tanto, en la calle Jiron Carabaya, cerca de la Plaza San Martín, se reporta un incendio en un edificio. De acuerdo con los manifestantes, el siniestro fue ocasionado por una bomba lacrimógena que fue lanzada por la Policía.

En las imágenes de televisión se observa a los residentes del predio salir del lugar, incluso con sus mascotas en manos.