Internacional

Se olvida Pence del asalto al Capitolio del 6 de enero

'Los medios de comunicación quieren distraernos de la fallida agenda de Biden enfocándose en el mes de enero', dijo el exvicepresidente

Agencias

martes, 05 octubre 2021 | 23:45

No existe otro estadounidense que recuerde más vívidamente el 6 de enero que Mike Pence, el ex vicepresidente, publicó CNN.

Pence estuvo allí. Cuando los insurrectos marcharon desde el mitin denominado “Detengan el Robo” en donde estuvo el entonces presidente Donald Trump, hacia el Capitolio e irrumpieron en el edificio, algunos iban coreando “Cuelguen a Mike Pence!”.

El Servicio Secreto tuvo que sacar al vicepresidente del Senado y ocultarlo junto con su familia.

Él estuvo atormentado días antes de la ceremonia del conteo de los votos del Colegio Electoral acerca de si él, quien iba a presidir la ceremonia, podría anular al Colegio Electoral y entregarle la victoria a su jefe a pesar de los votantes.

Estamos enterados, de acuerdo a una nueva versión, que le pidió consejo al ex vicepresidente Dan Quayle, quien también es de Indiana.

Sin embargo, Pence enfrentó la presión y la ira de Trump por no haber aceptado la mentira de que la elección estuvo amañada.

Esto no es sorprendente, ya que Pence desea ser presidente algún día. Aunque ciertamente es impactante, ya que era el objetivo de los manifestantes, y ahora lo vemos asegurar que la amenaza de la insurrección fue exagerada.

Esto es lo que dijo en esta semana a Sean Hannity de Fox News.

“Sé que los medios de comunicación quieren distraernos de la fallida agenda de la administración Biden enfocándose en el mes de enero. Ellos quieren usar ese día para tratar de menospreciar el carácter y las intenciones de 74 millones de estadounidenses que creen que podemos ser nuevamente prósperos y fuertes y que apoyaron nuestra administración del 2016 y 2020”.

“Como ustedes saben, el 6 de enero fue un día trágico en la historia de nuestro Capitolio, pero gracias a los esfuerzos de la policía del edificio, oficiales federales, el Capitolio estuvo seguro. Nosotros terminamos nuestro trabajo y el presidente y yo platicamos días después sobre todo eso. Puedo decirles que nos separamos amigablemente”.

En un año o dos podríamos imaginarnos a Pence haciendo campaña con Trump. Aunque Pence no desee trabajar nuevamente con Trump, con toda certeza no quiere acabar con el ala Trump del Partido Republicano --- que parece en este momento que es la mayoría del partido.