Internacional

Se prepara Casa Blanca para cierre de gobierno

En plena pandemia fracasa negociación del presupuesto

The New York Times / El Capitolio en Washington

The Washington Post

viernes, 24 septiembre 2021 | 05:00

Washington— La Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca notificó a las agencias federales el jueves que deben comenzar a prepararse para el primer cierre de Gobierno de Estados Unidos desde que comenzó la pandemia de coronavirus, en tanto que los legisladores en el Capitolio luchan por llegar a un acuerdo de financiamiento federal.

Los funcionarios de la administración enfatizan que la solicitud se hace conforme a los procedimientos tradicionales, siete días antes de un cierre y no es un comentario sobre la probabilidad, o falta de ella, de un acuerdo con el Congreso. 

Tanto los demócratas como los republicanos han dejado en claro que tienen la intención de financiar al Gobierno antes de que expire la fecha límite el 30 de septiembre, pero el tiempo se acaba y los legisladores tienen como objetivo resolver un enorme conjunto de tareas en cuestión de semanas.

Los demócratas de la Cámara de Representantes aprobaron a principios de esta semana una medida para financiar al Gobierno, suspender el techo de la deuda y una ayuda de emergencia como en un caso de desastre. Pero se espera que ese plan muera en el Senado en medio de la negativa del Partido Republicano a apoyar los intentos demócratas de levantar el techo de la deuda.

Con el primero de los dos principales plazos que se avecinan la semana que viene, los demócratas mantuvieron públicamente el rumbo actual y se comprometieron a presentar el proyecto de ley respaldado por la Cámara de Representantes ante el Senado que financiaría al Gobierno en diciembre y permitiría al país pedir prestado libremente durante la mayor parte de 2022.

“Todos y cada uno de los miembros de esta Cámara dejarán constancia de si apoyan mantener abierto el Gobierno y evitar un incumplimiento, o apoyan el cierre y el cuidado de nuestro país hacia un primer incumplimiento”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Charles Schumer, demócrata por Nueva York, para abrir el debate ante el pleno de la Cámara.

Situación única

En privado, los demócratas también comenzaron a reconocer que es poco probable que prevalezcan frente a un bloqueo republicano. Los demócratas han comenzado a discutir la mecánica de cómo eludir a los republicanos la próxima semana, según los legisladores y los asistentes, ya que sostienen que no permitirán que el Gobierno cierre en una pandemia o que el país entre en suspensión de pagos por primera vez en la historia.

“Estamos analizando todas las opciones, pero un cierre no es aceptable”, dijo el senador Chris Van Hollen, demócrata por Maryland, miembro del Comité de Presupuesto de la Cámara.

Muchas funciones gubernamentales se financian a través de proyectos de ley de gastos que deben ser aprobados por el Congreso, incluidos los programas militares y educativos, antes de que finalice un año fiscal y comience el siguiente. Alternativamente, los legisladores pueden aprobar medidas a corto plazo que mantengan el financiamiento existente para comprarse a sí mismos. Sin eso, el dinero se agota, lo que resulta en un cierre total o parcial.

No cumplir con la fecha límite no detiene de inmediato todas las operaciones del Gobierno, pero tal vez requiera que cientos de miles de empleados federales se vayan a casa sin paga. Y a muchos de los empleados del Gobierno que continúan trabajando porque se les considera “esenciales” no se les pagará hasta que el Congreso apruebe una nueva medida de financiamiento.

El entonces presidente Donald Trump presidió el cierre más largo en la historia de los Estados Unidos: un lapso de 35 días que no terminó hasta fines de enero de 2019.

Durante ese cierre, se les dijo a las familias de la Guardia Costera que consideraran realizar ventas de garaje para generar ingresos adicionales mientras esperaban a que les pagaran. Otros empleados federales vendieron sus pertenencias personales en línea para intentar recaudar efectivo para poder pagar sus facturas. 

Trump resistió durante más de un mes, exigiendo que el Congreso aprobara el dinero para construir un muro a lo largo de la frontera con México, pero los demócratas se mantuvieron firmes. Trump finalmente se echó atrás cuando algunos controladores de tráfico aéreo se negaron a trabajar sin paga, lo que retrasó los vuelos y provocó indignación.

Peor todavía

Las implicaciones de un cierre durante una pandemia de salud podrían ser muy diferentes. Partes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y los Institutos Nacionales de Salud podrían incluso cerrar si la financiación caduca, según Bill Hoagland, vicepresidente senior del Centro de Política Bipartidista y exdirector de personal republicano del Comité de Presupuesto del Senado. 

Hoagland dijo que podría ocurrir un cierre muy breve, pero dijo que dudaba que se prolongara por “algún período de tiempo” debido a las implicaciones.

“Este sería el primer cierre durante una declaración de emergencia nacional”, dijo Hoagland. “En medio de una pandemia en curso y problemas no resueltos relacionados con el virus Delta, el cierre de algunas de las principales agencias federales agregaría complicaciones increíbles a nuestra capacidad de recuperación”.

Los demócratas están luchando por promover múltiples medidas de gasto a la vez. Además de los posibles problemas de cierre y techo de deuda, han trabajado para avanzar aproximadamente 4 billones de dólares en iniciativas económicas respaldadas por Biden, incluido un paquete que se presentará ante la Cámara la próxima semana que tiene como objetivo mejorar la infraestructura de Estados Unidos.