Internacional

Segunda ola de virus se apodera de España

Ya era uno de los países más afectados de Europa, y ahora tiene unos 440 mil casos y más de 29 mil muertes

The New York Times

martes, 01 septiembre 2020 | 08:02

Málaga.- Al mediodía del domingo, había 31 pacientes dentro del principal centro de tratamiento del coronavirus en Málaga, la ciudad con la tasa de infección de mayor crecimiento en el sur de España. A las 12:15 p.m. llegó la ambulancia número 32. Media hora después llegó la 33.

El cubo de basura junto a la puerta rebosaba de máscaras y guantes quirúrgicos azules. Los familiares se quedaron en silencio afuera, uno de ellos llorando, otro sintiendo una punzada de déjà-vu.

“Mi cuñado tuvo el virus en la primavera”, dijo Julia Bautista, una administradora de oficina jubilada de 58 años que esperaba noticias el domingo sobre su padre de 91 años.

"Aquí vamos de nuevo", agregó.

Si Italia fue el presagio de la primera ola de la pandemia de coronavirus en Europa en febrero, España es el presagio de la segunda.

Francia también está aumentando, al igual que partes de Europa del Este, y los casos también están aumentando en Alemania, Grecia, Italia y Bélgica, pero en la última semana, España registró la mayoría de los casos nuevos en el continente por mucho: más de 53 mil. Con 114 nuevas infecciones por cada 100 mil personas en ese tiempo, el virus se está propagando más rápido en España que en Estados Unidos, más del doble que en Francia, unas ocho veces más rápido que en Italia y Gran Bretaña y diez veces más rápido que en Alemania.

España ya era uno de los países más afectados de Europa, y ahora tiene unos 440 mil casos y más de 29 mil muertes. Pero después de uno de los bloqueos más estrictos del mundo, que controló la propagación del virus, disfrutó de una de las reaperturas más rápidas. El regreso de la vida nocturna y las actividades en grupo, mucho más rápido que la mayoría de sus vecinos europeos, ha contribuido al resurgimiento de la epidemia.

Ahora, mientras otros europeos reflexionan sobre cómo reiniciar sus economías sin dejar de proteger la vida humana, los españoles se han convertido en un referente de cómo podría ocurrir una segunda ola, qué tan fuerte podría golpear y cómo podría contenerla.