Internacional

Señalan que tirador de Colorado tiene 'enfermedad mental'

En audiencia judicial, abogado de acusado de matar a 10 personas en supermercado de Colorado dijo que el sospechoso tenía enfermedad mental

Reforma

Reforma

jueves, 25 marzo 2021 | 09:05

Colorado.- El abogado del acusado por 10 cargos de asesinato luego de un tiroteo en un supermercado en Boulder, Colorado, dijo este jueves en una corte que el sospechoso tiene una enfermedad mental no especificada. 

Durante una audiencia que duró unos cinco minutos, los fiscales también prometieron presentar más cargos contra el sospechoso, Ahmad Al Aliwi Alissa, en las próximas dos semanas. En tanto, Alissa permanecerá en la cárcel sin derecho a fianza.

  Kathryn Herold, una defensora pública que se encuentra entre las personas asignadas para representar a Alissa, le pidió al juez que pospusiera la próxima audiencia.

  "No podemos hacer nada hasta que podamos evaluar completamente la enfermedad mental de Alissa", dijo Herold en la audiencia.

  El juez Thomas Mulvahill dijo que en los próximos 60 a 90 días, las partes se volverían a reunir en la corte para discutir el caso.

  Alissa estuvo presente con una mascarilla en la sala del tribunal y habló sólo una vez durante la audiencia para decir "sí" cuando el juez le preguntó su entendía sus derechos.

  Otro de los abogados de Alissa fue Daniel King, un defensor público que representó al tirador que representó al tirador que mató a 12 personas en una sala de cine de Aurora, Colorado, durante un juicio que dependía del estado mental del pistolero.

  La Policía ha dicho que Alissa, de 21 años, estaba armado con lo que parecía ser un rifle semiautomático y una pistola durante el tiroteo del lunes, y vestía un chaleco blindado. Los investigadores dijeron que comenzó el tiroteo en el estacionamiento de una tienda de King Soopers y luego entró a ésta.

  Según una declaración jurada de arresto de un oficial de Policía de Boulder, Alissa compró una pistola Ruger AR-556, una variante de cañón corto de una carabina AR-15, sólo seis días antes del tiroteo.

  Está acusado de matar a 10 personas, incluido un oficial de Policía que fue el primero en responder al lugar. En Colorado, los cargos conllevan una pena de cadena perpetua sin libertad condicional.