Internacional

Suben precios de granos tras ataque a Odesa

Se suscitó dudas sobre si será posible aplicar el acuerdo de la semana pasada

Reforma

lunes, 25 julio 2022 | 11:01

Kiev, Ucrania.- Los precios del trigo subieron este lunes después de que Rusia atacó con misiles el puerto ucraniano de Odesa durante el fin de semana, lo que suscitó dudas sobre si será posible aplicar el acuerdo de la semana pasada, con el que se busca abrir un corredor para las exportaciones de grano desde el país devastado por la guerra. 

Los futuros del trigo en la Bolsa de Chicago subían un 3.5 por ciento a 7,8525 dólares el bushel a las 1227 GMT. El mercado había caído casi un 6 por ciento el viernes tras el anuncio del pacto.

Mientras que los futuros de la misma bolsa se elevaron 2.75 por ciento a 5,795 dólares el bushel y la soja ganaba un 1.3 por ciento a 13,325 dólares.

"El temor ahora es que el ataque a Odesa haga que el acuerdo de envío sea aún más lento de implementar", dijo un comerciante europeo.

Las ganancias se redujeron ligeramente después de que Rusia dijo que había apuntado a la infraestructura militar y que el ataque con misiles no afectaría a la exportación de grano.

Los puertos marítimos de Ucrania están cerrados desde la invasión rusa de febrero y, aunque algunas cosechas han salido por ferrocarril o carretera a través de países vecinos como Rumania y Polonia, millones de toneladas se han acumulado en las granjas.

Rusia, Ucrania, Naciones Unidas y Turquía firmaron el viernes el acuerdo para reabrir tres puertos ucranianos del mar Negro a las exportaciones de grano. El acuerdo tiene una validez de 120 días y su objetivo es la exportación mensual de 5 millones de toneladas.

Ucrania aseguró también este lunes que espera reanudar "esta semana" la exportación de cereales por el mar Negro por primera vez en cinco meses de guerra.

"Esperamos que el acuerdo comience a funcionar en los próximos días (...). Estamos preparando todo para comenzar esta semana", indicó el Ministro de Infraestructura de Ucrania, Oleksandr Kubrakov.