Internacional

Sufren pacientes con viruela del mono lesiones y síntomas insoportables

Infectados señalan desorganización y falta de atención en hospitales de Estados Unidos

Associated Press

The New York Times

lunes, 18 julio 2022 | 14:06

Nueva York.- Aunque estaba cubierto de lesiones, se necesitaron cuatro horas de llamadas telefónicas, y luego cinco horas en una sala de emergencias de Harlem, para que Gabriel Morales se hiciera la prueba del virus de la viruela símica a principios de este mes. Y ese fue solo el comienzo de su espera.

Morales fue enviado a casa y se le dijo que el Departamento de Salud llamaría con sus resultados en menos de una semana. La llamada nunca llegó.

Pasó los siguientes ocho días solo en su departamento con lo que describió como un dolor insoportable, tratando de encontrar a alguien que le recetara medicamentos para el dolor y un medicamento antiviral de difícil acceso.

A medida que pasaba el tiempo, la desorganización en la respuesta de salud pública lo inquietaba cada vez más: fallas en el sitio web de vacunas de la ciudad; un despliegue de vacunas que parecía diseñado para llegar a los privilegiados y que lo rechazó; un proceso opaco para acceder a medicamentos que creía que podrían ayudar, pero que no pudo encontrar.

Cuando recibió una factura de 720 dólares por su visita a la sala de emergencias, se sintió como algo más que incompetencia, se sintió como una falta de compasión.

“Entiendo que esto es nuevo, pero es urgente”, dijo Morales, de 27 años, a quien finalmente le recetaron el medicamento antiviral para ayudarlo con sus síntomas. Su prueba, descubrió después de 10 días, nunca había sido recogida del hospital. “Fue el peor dolor que he experimentado en mi vida”.

Si bien la viruela del mono a veces puede provocar síntomas leves, se está volviendo inesperadamente grave para un número considerable de pacientes infectados en este brote, según médicos, funcionarios de salud pública y pacientes en la ciudad de Nueva York, el epicentro de los casos del país.

Más allá de las deficiencias muy públicas en los esfuerzos de vacunación del gobierno, están las luchas privadas de los hombres infectados con la enfermedad a quienes les ha resultado difícil encontrar atención. Las lesiones internas en el ano, los genitales y la boca pueden ser particularmente dolorosas y existe una preocupación creciente de que puedan causar cicatrices debilitantes.

La viruela del mono, endémica en partes de África durante décadas, se ha estado propagando globalmente desde principios de mayo a través de redes de hombres que tienen sexo con hombres, probablemente provocada por la transmisión en una o más fiestas raves en Europa, según creen los investigadores. La enfermedad, que se transmite principalmente a través del contacto íntimo de piel con piel, ha provocado muertes en África, pero todavía nadie ha muerto a causa de la enfermedad en Estados Unidos.