Internacional

Sugiere pesquisa que Ejército israelí sí mató a periodista

Un mural en Gaza muestra a la periodista Shireen Abu Akleh, asesinada el miércoles pasado

Reforma

domingo, 15 mayo 2022 | 16:54

Jerusalén, Israel.- Una investigación independiente, realizada por Bellingcat, un equipo de fuentes abiertas, afirmó que sus conclusiones iniciales señalan que la periodista de Shireen Abu Akleh, de la cadena Al Jazeera, fue abatida por el fuego israelí, como han señalado testigos. 

Mientras Israel y los palestinos se pelean por la investigación del homicidio de la periodista varios grupos independientes han lanzado sus propias investigaciones.

El resultado de estas pesquisas podría ayudar a dar forma a la opinión internacional sobre quién fue responsable de la muerte de Shireen Abu Akleh, en particular si se prolonga mucho una investigación oficial de los militares israelíes. Israel y los palestinos están enfrascados en un choque verbal que ya ha puesto a Israel a la defensiva.

Abu Akleh, una palestina-estadounidense que llevaba trabajando 25 años en el canal satelital, falleció el miércoles pasado mientras cubría una incursión militar israelí en el campamento de refugiados de Jenin, en la Cisjordania ocupada. El nombre de la periodista de 51 años era familiar en todo el mundo árabe, pues era conocida por documentar las dificultades de la vida palestina bajo el dominio israelí, ahora en su sexta década.

Bellingcat, un consorcio internacional de investigadores con sede en Holanda, publicó un análisis de evidencia de video y audio recopilada en las redes sociales. El material provino de fuentes militares tanto palestinas como israelíes, y el análisis estudió factores tales como las marcas de tiempo, las ubicaciones de los videos, las sombras y un análisis de audio forense de los disparos.

El grupo descubrió que, si bien tanto otros hombres armados como soldados israelíes estaban en el área, la evidencia respaldaba los relatos de los testigos de que el fuego israelí mató a Abu Akleh.

"Según lo que pudimos revisar, las FDI (soldados israelíes) estaban en la posición más cercana y tenían la línea de visión más clara hacia Abu Akleh", dijo Giancarlo Fiorella, investigador principal del análisis.

Bellingcat se encuentra entre un número creciente de empresas que utilizan información de "fuentes abiertas", como videos de redes sociales, grabaciones de cámaras de seguridad e imágenes satelitales, para reconstruir eventos .

Fiorella reconoció que el análisis no puede ser 100 por ciento seguro sin evidencia como la bala, las armas utilizadas por el Ejército y las ubicaciones GPS de las fuerzas israelíes. Pero dijo que la aparición de evidencia adicional generalmente refuerza las conclusiones preliminares y casi nunca las anula.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo el domingo que había hablado con la familia de Abu Akleh para expresar sus condolencias y respeto por su trabajo, "así como la necesidad de tener una investigación inmediata y creíble" sobre su muerte.

Funcionarios y testigos palestinos, incluidos los periodistas que estaban con ella, dicen que la periodista cayó abatida por fuego de los militares israelíes. El Ejército, después de decir inicialmente que palestinos armados podrían haber sido los responsables, se retractó y ahora dice que también pudo haber sido alcanzada por disparos israelíes errantes.

Israel ha pedido una investigación conjunta con los palestinos, diciendo que el proyectil fatal debe ser analizado por expertos en balística para llegar a conclusiones firmes. Los funcionarios palestinos se han negado, diciendo que no confían en Israel y han invitado a otros países a unirse a la investigación.

Varios grupos de derechos humanos dicen que Israel tiene malos antecedentes en la investigación de irregularidades por parte de sus propias fuerzas de seguridad.