Internacional

Suspende Walmart venta de municiones

También pedirá a sus clientes que se abstengan de llevar armas de fuego a las tiendas

Associated Press / Sucursan en la que se registró una masacre en El Paso, Texas

Associated Press

martes, 03 septiembre 2019 | 12:26

Nueva York.- Walmart anunció que suspenderá la venta de municiones para armas de fuego y también solicitará públicamente que los clientes se abstengan de llevar armas de fuego en las tiendas, incluso cuando las leyes estatales lo permitan.

El anuncio se produce a unos días de que un tiroteo masivo cobró la vida de siete personas en Odessa, Texas, y sigue a otros dos tiroteos consecutivos el mes pasado, uno de ellos en una tienda de Walmart el pasado 3 de agosto.

Al menos una mujer mexicana murió en el tiroteo de Odessa y otros ocho connacionales fallecieron en el de El Paso.

La tienda de descuento con sede en Bentonville, Arkansas, dijo el martes que dejará de vender municiones de cañón corto y pistola, incluyendo calibre .223 y calibre 5.56 utilizados en armas de estilo militar, después de que se agote su inventario actual.

También descontinuará las ventas de armas de fuego en Alaska, lo que marcará su salida completa de las armas de fuego y le permitirá enfocarse únicamente en los rifles de caza y municiones relacionadas.

"Tenemos una larga herencia como compañía de servicio de cazadores responsables y deportistas, y continuaremos haciéndolo", según un memorando del CEO de Walmart, Doug McMillon, que se distribuirá a los empleados el martes por la tarde.

Walmart solicita además que los clientes se abstengan de llevar abiertamente armas de fuego en sus tiendas a menos que sean agentes de la ley.

El mes pasado, un hombre armado ingresó a una tienda de Walmart en El Paso, Texas, y mató a 22 personas con un arma de fuego de estilo AK que la tienda ya prohíbe.

Desde 2016, la ley de Texas permite a las personas portar abiertamente armas de fuego en público.

Los movimientos de Walmart reducirán su participación en el mercado de municiones de alrededor del 20 por ciento a un rango de aproximadamente 6 por ciento a 9 por ciento, según el memorando del martes. Alrededor de la mitad de sus más de 4 mil tiendas en los Estados Unidos venden armas de fuego.