Internacional

Testificará hoy exconsejero de la Casa Blanca contra Trump

John Dean planea decirle al Congreso que ve similitudes entre el expresidente Richard Nixon y el actual mandatario

El Diario de Juárez
lunes, 10 junio 2019 | 11:53

Washington.- El exconsejero de la Casa Blanca, John Dean, cuyo testimonio en la investigación de Watergate ayudó a derrocar la presidencia de Richard Nixon, dijo el lunes que planea decirle al Congreso que ve similitudes entre Nixon y el presidente Donald Trump, publicó CNN.

Dean, quien es un colaborador de CNN, está listo para declarar el lunes por la tarde ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes durante una audiencia sobre las lecciones del informe del consejero especial Robert Mueller y la interferencia electoral de Rusia. La audiencia tendrá lugar ahora que los demócratas del Congreso buscan intensificar sus esfuerzos para enfatizar en los hallazgos de la investigación del consejero especial en medio de un acalorado debate en torno a la posible destitución del presidente Trump.

“Claramente no soy testigo de los hechos, pero espero poder darles un poco de contexto y mostrarles cuán similar lo reportado en el informe de Mueller, y lo que estamos viendo justo ahora, es con Watergate. Así que he tomado varios ejemplos. del informe de Mueller relacionado con la obstrucción de la justicia, lo cual es el enfoque actual y los analicé e hice las comparaciones”, dijo Dean a Alisyn Camerota y John Berman de CNN en en el programa New Day.

Cuando Berman le preguntó cuál sería esa comparación "más acertada" entre Nixon y Trump, Dean dijo que "el hecho de que Nixon se haya mostrado muy proactivo desde el principio de su mandato es muy parecido a cómo Trump ha sido muy proactivo desde los inicios de su presidencia.

"El despido del exdirector del FBI, James Comey, ciertamente no es diferente a algunas de las acciones que tomó Nixon", según Dean agregó. "Nixon entró y trató de influir en la investigación del FBI, al igual que Trump. Así que hay muchas similitudes".

Dean, quien renunció a la administración de Nixon en abril de 1973, testificó ante un comité selecto del Senado en junio de ese mismo año sobre la participación de la Casa Blanca y Nixon en el robo y encubrimiento de Watergate. Más tarde cumplió condena en prisión por su participación en el famoso escándalo.