Internacional

Testimonio de diplomático expuso presión de Trump sobre Ucrania

William Taylor relató lo que veía como un plan ilegítimo para presionar al gobierno de Kiev a que rindiera apoyo político al presidente de EU

The New York Times
miércoles, 23 octubre 2019 | 10:20
The New York Times

Washington.- Parado a un lado de un puente dañado por la guerra en Ucrania y mirando a las fuerzas respaldadas por Rusia, pudo entonces ver las consecuencias que el mundo enfrentaría como resultado de los intentos del presidente Trump por dar impulso a una agenda personal. “Más ucranianos”, dijo, “sin duda morirían”.

Recordando ese momento durante el explosivo testimonio del martes, William B. Taylor Jr. el principal diplomático estadounidense en Ucrania, expuso en términos viscerales lo que veía como un plan ilegítimo para presionar al gobierno de Kiev a que rindiera apoyo político suspendiéndole la ayuda de seguridad estadounidense.

En gran medida, el condenatorio testimonio, el cual aún no se ha hecho público, como parte de la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes, Taylor describió a un presidente que retuvo 391 millones de dólares en ayuda militar con el claro propósito de obligar a Ucrania a que ayudara a incriminar a los rivales nacionales de Trump. Las acciones del presidente, según dijo en su testimonio, socavaron a los aliados de Estados Unidos que luchan desesperadamente contra el intento de Rusia de volver a trazar las fronteras de Europa a través de la fuerza.

“Si Ucrania tiene éxito en liberarse de la influencia rusa, es posible que veamos a una Europa unida, libre, democrática y en paz”, dijo Taylor en su discurso de apertura a los investigadores de la Cámara Baja, misma que fue proporcionada a la prensa. “Por el contrario, si Rusia impone su dominio en Ucrania, Rusia volverá a convertirse en un imperio, oprimiendo a su pueblo y amenazando a sus vecinos y al resto del mundo”.

La vívida representación de Taylor ilustraba las diferencias entre la investigación de juicio político contra Trump y las que consumieron a los presidentes Richard M. Nixon y Bill Clinton. Mientras que los encubrimientos de Watergate y Monica Lewinsky involucraron la integridad de la democracia y el sistema de justicia de Estados Unidos, el escándalo de Ucrania también se extiende a asuntos de vida y muerte, al mismo tiempo que se incrusta en un escenario geopolítico a gran escala.