Internacional

Tiene India 145 mil contagios nuevos; afecta vacunación

Para atender rebrote de Covid, India, que sumó 145 mil contagios nuevos, está restringiendo exportación de vacunas, lo que afecta al mundo

Reforma

Reforma

sábado, 10 abril 2021 | 13:31

Nueva Delhi.- Cuando el coronavirus golpeó a India por primera vez el año pasado, el país impuso uno de los confinamientos nacionales más estrictos del mundo. La advertencia era clara: una propagación rápida en una población de mil 300 millones sería devastadora. 

Aunque dañino y, en última instancia , defectuoso, el confinamiento y otras medidas parecieron funcionar. Los contagios disminuyeron y las muertes se mantuvieron bajas. Los funcionarios y el público bajaron la guardia. Los expertos advirtieron infructuosamente que el enfoque fortuito del gobierno provocaría una crisis cuando apareciera una nueva ola.

  Ahora la crisis está aquí.

 India informó este sábado un récord diario de 145 mil 384 nuevas infecciones debido a que el Covid-19 se salió de control. Las muertes, aunque siguen siendo relativamente bajas, están aumentando. La vacunación, una tarea gigantesca en una nación tan poblada, está peligrosamente atrasada. Las camas de hospital se están agotando.

  Algunas partes del país están reforzando los confinamientos. Los científicos se apresuran a rastrear nuevas versiones del virus, incluidas las variantes más peligrosas que se encuentran en Gran Bretaña y Sudáfrica, las cuales pueden estar acelerando la propagación. Pero las autoridades han declarado que el rastreo de contactos en algunos lugares es simplemente imposible.

  La complacencia y los errores del Gobierno han ayudado a convertir a India de una aparente historia de éxito en uno de los lugares más afectados del mundo, dicen los expertos. Y los epidemiólogos advierten que el continuo fracaso en India tendría implicaciones globales.

 Los políticos en la India, todavía afectados por el dolor del último cierre nacional, en su mayoría han evitado restricciones importantes e incluso han vuelto a realizar grandes concentraciones electorales, enviando mensajes contradictorios al público. El lanzamiento de la vacuna en India se retrasó y estuvo plagado de contratiempos, a pesar del estatus del país como un importante fabricante farmacéutico.

 La gran cantidad de infecciones durante la primera ola llevó a algunos a creer que lo peor había pasado. La población joven de India, menos susceptible a los síntomas y la muerte, creó percepciones erróneas sobre lo dañino que podría ser otro brote.

 Lo que India necesita ahora, dicen los epidemiólogos y los expertos, es un liderazgo concertado y constante para contener las infecciones y ganar tiempo para que las vacunas estén disponibles más ampliamente y más rápido.

 "El comportamiento público y el comportamiento administrativo son importantes", dijo Srinath Reddy, presidente de la Fundación de Salud Pública de la India. "Si hacemos algo durante seis o cuatro semanas, y luego declaramos la victoria y volvemos a abrir la puerta de par en par, entonces estamos en problemas".

  Una India afectada hará retroceder el esfuerzo global de vacunación. El Gobierno ha restringido las exportaciones de vacunas a las propias necesidades del país. Si las vacunas no se aceleran, India necesitaría más de dos años para inocular al 70 por ciento de su población, dijo Ramanan Laxminarayan, director del Centro de Dinámica, Economía y Política de Enfermedades, con sede en Washington y Nueva Delhi.

 "El tamaño de la India va a dominar las cifras mundiales; el rendimiento del mundo en Covid dependerá en gran medida de cómo se desempeñe India en Covid", dijo Laxminarayan. "Si no ha terminado en India, realmente no ha terminado en el mundo".

  El Primer Ministro Narendra Modi minimizó el jueves la posibilidad de otro confinamiento en todo el país, en lugar de presionar por "zonas de microcontención". Dijo que India podría contener una segunda ola con "pruebas, seguimiento, tratamiento y comportamiento apropiado de Covid".

 Los funcionarios de Modi han culpado de la nueva ola a la mala gestión por parte de los gobiernos estatales y al incumplimiento por parte de la población de las medidas de seguridad como las mascarillas y el distanciamiento social.