Internacional

Tiene Pelosi estrecho margen para mantener presidencia de la Cámara

Después de pasar 17 años como líder de los demócratas, se está postulando sin oposición

Agencias

martes, 29 diciembre 2020 | 18:34

El margen de error de Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara, será estrecho este domingo, cuando los legisladores regresen a Washington para tener oficialmente una nueva sesión del Congreso y elegir a su nuevo presidente, publicó CNN.

Después de pasar 17 años como líder de los demócratas, Pelosi se está postulando sin oposición. Sin embargo, la amenaza del coronavirus acompañó  la mayoría más pequeña para los demócratas en décadas, lo cual significa que Pelosi y sus subalternos están contando cuidadosamente los votos para asegurarse que ella pueda evitar cualquier vergüenza ante el pleno de la Cámara.

“Ella está muy consciente. Si Nancy sabe hacer algo es contar. Está contando cada voto”, comentó el representante demócrata Gerry Connolly de Virginia.

“Ella está muy consciente del hecho de que existe una pequeña mayoría --- ya que algunos miembros votaron en contra de ella hace dos años --- se va a tener que hacer un esfuerzo para persuadirlos, lo hizo antes y lo hará ahora. No podemos darnos el lujo de tener incertidumbre acerca de la presidencia”.

El lunes, la oficina de Pelosi envió solicitudes a los jefes de gabinete de las oficinas demócratas del Capitolio, preguntándoles si sus jefes estarían físicamente presentes en la votación.

Para poder ganar la presidencia, un miembro debe recibir por lo menos el 50 por ciento de los votos y uno más. Todos los miembros que votan deben estar en el Distrito Columbia en persona debido a que la votación por el presidente ocurrirá antes de que la Cámara apruebe las reglas que contengan las provisiones que han permitido que los demócratas voten por poder durante meses.

Los asesores estiman que Pelosi tendrá un margen escaso de 10 votos, dependiendo de si una carrera congresista destacada en Nueva York es definida el domingo.

Eso significa que no puede darse el lujo de perder un grupo de miembros en el espectro ideológico. En el 2018, 15 demócratas no votaron por ella como presidenta. Diez de ellos van a regresar.