Internacional

Tips para hablar con niños sobre el contenido violento en internet

Los padres en todo el mundo también enfrentan la difusión de videos inapropiados en las principales plataformas.

Expansión
miércoles, 20 marzo 2019 | 18:22
Expansión

Nueva York - Cuando apareció en las redes sociales un video de la masacre de la mezquita de Nueva Zelanda la semana pasada, Joey Fortman, fundador del sitio de estilo de vida RealityMoms se sentó con su esposo para discutir sobre cómo hablar del tema con sus dos hijos de 6 y 10 años.


"Mis hijos están muy en línea", dijo. "Honestamente, no tengo idea de cómo mantener el contenido limpio y transparente. Es casi imposible filtrar el contenido inadecuado en los canales de las redes sociales".


Es un problema que los padres en todo el mundo enfrentan cada vez más a medida que las compañías de tecnología luchan por lidiar con la difusión de información errónea y videos inapropiados en sus plataformas. Facebook dijo haber eliminado 1.5 millones de copias del video del ataque a la mezquita hasta ahora, mientras que YouTube dijo haber tirado decenas de miles de versiones. Twitter no ha compartido detalles sobre cuántos clips eliminó.


A pesar de establecer controles parentales y de dirigir a sus hijos a sitios como YouTube Kids, que tiene su propio conjunto de problemas, incluido el contenido inapropiado que filtra por las grietas, ella sabe que las plataformas sociales siguen siendo un campo minado para niños. El mes pasado, el desafío MoMo, también conocido como un juego "suicida" que resultó ser un engaño, supuestamente circuló en varios sitios, alentando a los niños a intentar acrobacias peligrosas. Algunos padres informaron que sus hijos empezaron a tener pesadillas.


"Pienso en cómo la radio puede filtrar todo el contenido de mala música", dijo Fortman. "No escuchará groserías en la radio. Pero (estas plataformas) no están reguladas y los padres todavía están aprendiendo eso".


A medida que los legisladores continúan presionando por una mayor regulación tecnológica, los expertos dicen que la responsabilidad sigue siendo principalmente de los padres para preparar a sus hijos sobre el contenido que pueden ver en línea.


"Incluso con los controles parentales, los niños tienen la increíble capacidad de desarrollar soluciones alternativas relacionadas con la tecnología", dijo Gregory Ramey, psicólogo pediátrico y director ejecutivo del Dayton Children's Hospital. "Tenemos la responsabilidad épica de protegerlos tanto como sea posible. No voy a depender de YouTube para que cuide a mis hijos. Eso depende de mí".


Expertos como Ramey aconsejan en gran medida a los padres que eviten los extremos con la forma en que hablan a los niños sobre la tecnología. En el extremo: sobreprotección, sobre regulación y convertirse en un "padre facilitador", conocido coloquialmente como aquél que elimina todos los obstáculos en el camino de un niño. El enfoque opuesto: no hacer nada en absoluto.


"Los padres tienen que encontrar ese punto medio para poder sentirse capaces de impactar la vida digital de los niños", dijo Ramey. "Viven tanto en el mundo real como en el digital, y necesitan su ayuda para guiarlos".


Él compara el concepto con los automóviles, que son responsables de más de 1 millón de accidentes fatales cada año. La gente no renunciará a los autos por completo, pero podemos trabajar para hacerlos más seguros y enseñar mejor a las personas a conducir de manera más apropiada. Del mismo modo, la tecnología no va a desaparecer, pero a los niños se les puede enseñar cómo ser ciudadanos digitales.


Según David Anderson, director senior del Child Mind Institute, una organización sin fines de lucro centrada en el bienestar mental pediátrico, los padres deberían considerar compartir información con los niños sobre eventos actuales o incidentes virales de manera serena. También recomienda a los padres que informen a los niños que es posible que se encuentren con algo que los haga sentir inseguros y que sepan que están cerca para recibir apoyo y hablar.


"No queremos informar demasiado o informar de menos a los niños, ni animarlos a responder si no quieren", dijo Anderson. "Los padres pueden acercarse a los niños casi con un guion escrito con algunos puntos de conversación preparados. Al final, los niños deben sentirse preparados para lo que pueden ver en línea, para estar preparados emocionalmente para el contenido disonante".


Ramey dijo que ver un video inapropiado probablemente no tendrá efectos a largo plazo en la mayoría de los niños a menos que sean especialmente sensibles. La mayor preocupación es la exposición repetida a contenido similar.


Para adelantarse al problema, los padres están discutiendo cada vez más con los niños sobre cómo planean pasar su tiempo de pantalla asignado cada semana, desde jugar Minecraft a ver videos en línea y responsabilizarlos de ello. 


Por ejemplo, Amy Bellgardt, quien administra un blog llamado Mom Spark desde su hogar en Oklahoma, dijo que está "muy consciente" de lo que consume su hijo de 11 años en YouTube. (Ella se preocupa menos por su hijo de 19 años en la universidad).


“Básicamente, tengo que vivir detrás del hombro de [mi hijo menor] cuando está en línea", dijo. "Sé que suena extremo, pero por ahora, ese es mi plan de acción. No puedo confiar solo en las restricciones para mi estrategia de crianza".


Anderson dijo que esto es especialmente importante cuando los niños usan audífonos. Los padres también pueden establecer límites verbales y usar cuentas compartidas.


"A diferencia de aprender un deporte o un violín, no consigues un instructor de redes sociales cuando tu hijo cumple cierta edad", dijo Anderson. "No hay lecciones, e Internet es infinitamente más complejo. Un buen enfoque es dejar en claro a su hijo que compartirá la responsabilidad".


Fuente: www.expansion.mx