Internacional

Tira Corte de EU restricción al aborto en Luisiana

La Corte Suprema de EU revocó una ley de Luisiana que podría haber dejado al estado con una sola clínica de aborto.

Reforma

Reforma

lunes, 29 junio 2020 | 10:21

Washington DC, EU.- La Corte Suprema de Estados Unidos revocó este lunes una ley de Luisiana que podría haber dejado al estado con una sola clínica de aborto.

El caso fue el primero sobre aborto desde que el nombramiento de dos jueces por el Presidente Donald Trump dejó a la Corte con una mayoría de conservadores.

La ley de Louisiana, que se promulgó en 2014, exige que los médicos que realizan abortos tengan privilegios de admisión en hospitales cercanos, lo cuál les exige ciertos requisitos que no son alcanzables para todos.

Los opositores afirmaron que las hospitalizaciones por aborto son raras, y acusaron que la ley sólo existía para limitar el número de doctores capaces de realizar abortos.

Solo dos de los cinco médicos que realizan abortos en Luisiana han obtenido privilegios de admisión, uno en Nueva Orleans y uno en Shreveport. Pero el médico de Shreveport declaró que no podía manejar el trabajo de la clínica solo. Si la ley entrara en vigencia, concluyó un juez de primera instancia, habría un solo médico en una sola clínica, en Nueva Orleans, disponible para proporcionar abortos en Louisiana. 

El presidente del tribunal, John Roberts, proporcionó el voto crucial, uniéndose a los jueces liberales de la corte en la mayoría de 5-4.

Roberts dijo que estaba obligado por un fallo de la Corte Suprema de 2016 que revocó una ley similar de Texas, a pesar de que estaba en desacuerdo en ese caso.

"La ley de Luisiana impone una carga sobre el acceso al aborto tan grave como la impuesta por la ley de Texas, por las mismas razones", escribió Roberts. "Por lo tanto, la ley de Luisiana no puede sostenerse bajo nuestros precedentes".

Los opositores al aborto habían estado buscando dar un primer paso para revocar el fallo Roe v. Wade de 1973, que legalizó el procedimiento en todo el país.

Tenían motivos para ser optimistas dada la incorporación de dos personas nombradas por Donald Trump, los jueces Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh, desde el fallo de 2016.

En cambio, Roberts, designado por los republicanos, decepcionó a los conservadores en un exitoso caso por tercera vez en las últimas semanas.

Anteriormente emitió el voto fundamental para evitar que Trump elimine el programa de deportación diferida de DACA, y se unió a un fallo de 6-3 que dice que la ley federal prohíbe la discriminación contra los trabajadores homosexuales y transgénero.