Internacional

Toman rusos la mitad de ciudad clave en el Donbás

Los combates entre Ucrania y Rusia se han concentrado alrededor de Sievierodonetsk.

Reforma

martes, 31 mayo 2022 | 07:26

Kiev, Ucrania.- El Alcalde de Sievierodonetsk afirmó este martes que las fuerzas rusas han tomado prácticamente la mitad de la ciudad del este de Ucrania. 

Oleksandr Striuk dijo a la AP en una entrevista telefónica que los intensos combates y los bombardeos de artillería en curso ponen en peligro la vida de los miles de civiles que siguen en la arrasada ciudad.

"La mitad de la ciudad ha sido capturada por los rusos y hay violentos combates callejeros en marcha", apuntó Striuk. "La situación es muy grave y la ciudad está siendo básicamente destruida cuadra por cuadra y sin compasión".

Esta ciudad industrial es uno de los focos de los combates en la región de Lugansk en el Donbás, una cuenca minera en el este de Ucrania donde Moscú centra su ofensiva tras fracasar en el intento de tomar Kiev.

"El Ejército ucraniano sigue resistiendo este frenético envite y la agresión de las fuerzas rusas", añadió el Alcalde.

"La situación es ultracomplicada. Una parte de Sievierodonetsk está controlada por los rusos", dijo el Gobernador de Lugansk, Serhiy Haidai.

Los rusos "se concentran en la toma del control de Sievierodonetsk", indicó el martes el ejército ucraniano. "El enemigo ataca nuestras tropas con morteros, artillería y lanzagranadas en toda la línea del frente", agregó.

Sievierodonetsk y su vecina Lysychansk, en la otra orilla del río Donets, se sitúan a apenas 80 km de Kramatorsk, la capital administrativa del Donbás bajo control de Kiev. Ambas llevan semanas aguantando constantes bombardeos rusos.

Striuk estimó que en la ciudad quedaban alrededor de 13 mil personas, de una población de casi 100 mil antes de la guerra, pero señaló que era imposible monitorear al número de victimas civiles debido a los constantes bombardeos.

Desde el inicio de la guerra, en la ciudad se ha enterrado a más de mil 500 personas que fallecieron por distintas causas. Las operaciones de evacuación se han suspendido por el riesgo de bombardeos.

"(Los) civiles están muriendo a causa de los ataques directos, de las heridas por metralla y bajo los escombros de los edificios destruidos, ya que la mayoría de los residentes se esconden en sótanos y refugios", agregó.