Internacional

Tras asesinato de Abe, su partido logra mayoría en Japón

Obtuvieron una importante victoria en una elección parlamentaria este domingo

Reforma

domingo, 10 julio 2022 | 15:48

Washington DC, Estados Unidos.- El partido gobernante de Japón y su socio de coalición obtuvieron una importante victoria en una elección parlamentaria este domingo, posiblemente impulsada por votos de simpatía tras el asesinato del ex Primer Ministro Shinzo Abe. 

Los primeros resultados en la carrera por la Cámara alta del Parlamento mostraron que el partido gobernante de Abe y su socio de coalición menor, Komeito, aseguraron una mayoría en la Cámara y aumentaron sus escaños.

El sábado, un día después de que Abe fuera asesinado a tiros mientras pronunciaba un discurso, se llevó a cabo el último día de campaña, bajo una mayor seguridad, mientras los líderes del partido se comprometían a defender la democracia y renunciar a la violencia.

También el domingo, la Policía en el oeste de Japón envió al presunto asesino a la Fiscalía local para una mayor investigación. Un alto funcionario de la Policía regional reconoció posibles fallos de seguridad que permitieron al atacante acercarse tanto y disparar una bala contra el aún influyente ex líder japonés.

El conteo preliminar de votos mostró que el Partido Liberal Democrático está en camino de asegurar una coalición total de al menos 143 escaños en la Cámara alta de 248 miembros. Esto es un gran impulso para el Primer Ministro Fumio Kishida, quien gobernará sin interrupción hasta las elecciones de 2025.

Además permitiría a Kishida trabajar en objetivos políticos a largo plazo, como la seguridad nacional, su política económica de "nuevo capitalismo" y el objetivo anhelado por su partido de enmendar la constitución pacifista de posguerra redactada por Estados Unidos.

Kishida y los principales legisladores del partido rindieron un minuto de silencio por Abe en la sede electoral del partido antes de colocar cintas de la victoria en la pizarra junto a los nombres de los candidatos que aseguraron sus escaños.

Kishida recibió con satisfacción los primeros resultados y dijo que las respuestas al Covid-19, la invasión rusa de Ucrania y el aumento de los precios serán sus prioridades. Mencionó que también presionará constantemente para reforzar la seguridad nacional de Japón, así como una enmienda constitucional.

Los dolientes visitaron la sede del PLD para depositar flores y orar por Abe mientras los funcionarios del partido se preparaban para el conteo de votos.

"Nos negamos rotundamente a permitir que la violencia bloquee la libertad de expresión", dijo Kishida en su último mitin en la ciudad norteña de Niigata.

"Debemos demostrar que nuestra democracia y nuestras elecciones no retrocederán ante la violencia".

Se espera que el funeral de Abe sea en los próximos días.

Abe fue baleado el vienes en Nara y evacuado por aire a un hospital, pero murió desangrado. La Policía detuvo en el lugar a un ex miembro de la Marina japonesa. Se le confiscó un arma de fabricación casera en el lugar y más tarde se encontraron otras en su apartamento.

El supuesto agresor, Tetsuya Yamagami, dijo a los investigadores que atacó a Abe por su supuesta conexión con una organización a la que guardaba rencor, pero que no tenía problemas con la posición política del ex Mandatario, de acuerdo con las investigaciones de la Policía.

El hombre había desarrollado una aversión a un grupo religioso con el que su madre estaba obsesionada y que había llevado a la ruina un negocio familiar, según la prensa local. Algunos medios identificaron al grupo como la Iglesia de Unificación.