Internacional

¿Trump o Biden, quién le conviene a México?

El resultado de los comicios tendrá impacto en temas relevantes como el tipo de cambio, las exportaciones y la política energética

Associated Press

Agencias

lunes, 02 noviembre 2020 | 19:47

Ciudad de México Las elecciones de Estados Unidos este martes 3 de noviembre atraerán los ojos del mundo, y los de México en  particular. Nuestro país es el más cercano geográficamente, por lo que su relación con la economía estadounidense es estrecha, publicó Milenio. 

El resultado de los comicios tendrá impacto en temas relevantes como el tipo de cambio, las exportaciones y la política energética que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero ¿qué le conviene a México? Esto dicen los analistas.

“Si gana Joe Biden puede provocar que López Obrador acelere su intención, su plan de ser autosuficiente en las gasolinas. Va a tener más problemas para exportar a Estados Unidos y va a acelerar su proceso de refinerías y todo lo que esto implique”, consideró Jorge Gordillo, director de análisis económico y bursátil de CI Banco.

“En el corto plazo los mercados podrían estar prefiriendo a Donald Trump, porque algo que trae dentro de su campaña es seguir eliminando algunas regulaciones y eliminar algunos impuestos, son medidas que resultan positivas para las empresas, pero son medidas de muy corto plazo. Con una visión de más largo plazo, sabiendo cómo gobierna Trump, con toda la incertidumbre que ha generado en el mundo, pueden preferir a Biden por lo que se ha perdido”, refirió Carlos González, director de análisis económico, cambiario y bursátil de Grupo Financiero Monex.

Aranceles

Por su parte el economista en jefe de BBVA México, Carlos Serrano, consideró que “una administración Biden sería menos propensa a estas amenazas arancelarias, creería más en las cadenas de valor de la región. El candidato Biden apoyó el TLCAN original, fue de los miembros del Senado que lo votaron; apoyó el actual y pensaríamos que está más comprometido con esta visión y con ver un país con instituciones más fuertes. Nos parece que las perspectivas para el país serían mejor con la administración Biden”.

“Nuestra perspectiva es que la situación para el país sería mejor con un triunfo del candidato Biden. Ahora que ya hay un acuerdo comercial, la posibilidad de ver una disrupción muy fuerte en la relación comercial entre México y Estados Unidos ya es menor. La gran amenaza que llegamos a tener con Trump que quería salirse del acuerdo se ha disipado. Pero eso no quiere decir que la incertidumbre persista en cierta forma”.

Mercados financieros no toleran la incertidumbre

Para Gabriel Casillas, director general adjunto de análisis económico y relación con inversionistas de Banorte,  a los mercados no les preocupa mucho si gana Biden o Trump, debido a se ajustarán de alguna u otra manera uno o a otro, por lo que "no vemos de gran manera preocupación por eso. De lo que sí están atentos es que, si por ejemplo gana Biden por un diferencial muy pequeño, entonces Trump, como ya lo ha dicho antes, no conceda la victoria a Biden y quiera ir a un conteo de votos. No hemos pasado en la historia contemporánea por algo así en las elecciones de Estados Unidos, a los mercados no les gustará la incertidumbre y veríamos muchísima volatilidad.

"Para nosotros este no es nuestro escenario base, creemos que quien gane, será el martes y se verá el resultado rápidamente, quizá no el propio martes porque mucha gente está votando por correo, se tardará dos o tres días más, pero no más que eso, el problema es que vemos una probabilidad que no es baja de que sí pueda pasar algo como lo que estamos diciendo y afectaría a los mercados y fortalecería al dólar los días que dure el evento", refirió.

De acuerdo con CI Banco los mercados están cada vez más preocupados por la posibilidad de unas elecciones disputadas, ya que esto puede desatar una ola de ventas de activos de riesgo.

Aunque el demócrata Joe Biden tiene todavía una amplia ventaja sobre el presidente Trump, ésta se ha reducido en los últimos días a un promedio de 7 puntos porcentuales, mientras que hace una semana llegó a ser superior a 10 puntos porcentuales. Además, en los Estados considerados como “columpios” o “pendulares” y que generalmente terminan definiendo el resultado final de la elección, los sondeos favorecen a Biden pero el margen de diferencia es menor, cercano a solo 3 puntos porcentuales.

“Poco a poco los inversionistas reacomodan portafolios ante el riesgo (aún bajo) de un resultado disputado y conflicto post-electoral en EU”, señala la institución.

Para el peso mexicano el resultado de las elecciones será crucial y “el comportamiento de la moneda dependerá de quién será el ganador, si el perdedor acepta la derrota y si los resultados no demoran en conocerse”.

Actualmente, “el mercado cambiario anticipa que Biden ganará y que no habrá conflicto post-electoral. De materializarse este escenario, la reacción del peso podría ser positiva y buscaría apreciarse hacia 20.70 pesos por dólar”.

De no ser así, es decir si Trump desconociera su derrota y el Congreso quedara integrado de manera mixta no se descartan niveles superiores a 22.50 pesos por dólar.

Solo para esta semana, los analistas estiman que la moneda mexicana puede fluctuar entre 20.70 y 23.00 pesos, dependiendo del desenlace de la elección.

Oferta de gas y petróleo

“Básicamente, la afectación para México sería en términos de la política ambiental. Los demócratas están muy a favor y muy insistentes, hacia el lado izquierdista, en contra del petróleo, en contra del gas natural, inclusive, hay un poco de controversia en si van a estar a favor de aceptar el fracking; si lo prohiben, probablemente podría reducir la oferta de gas y petróleo, que podría, quizá, aumentar el precio en el mercado internacional, eso podría favorecer a México. Por otro lado, no sé si los demócratas estarían muy de acuerdo con la política del gobierno actual, de enfatizar tanto el petróleo de Pemex”, dijo Felix Boni, director general de análisis económico de HR Ratings.

“Independientemente de quién gane la elección, México va a continuar siendo una prioridad para Estados Unidos, tal vez desde diferentes puntos de vista. Es probable que el candidato demócrata tome un enfoque más multilateral hacia alguno de temas que estamos observando en la agenda de Estados Unidos y México, pero también es probable que tengan mayor prioridad a alguno de los temas internacionales, como es la tensión comercial con China; sin embargo, no avizoramos que pueda haber algún cambio relacionado con la prioridad hacia al país, lo que sí probablemente vamos a observar es alguna volatilidad en el tipo de cambio”, indicó el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio.

Política Laboral

“Con un gobierno Trump 2.0, yo creo que en el corto plazo, no cambiaría la retórica, sería bastante inercial en todos los temas que ha venido impulsando el presidente Trump, porque finalmente, toda la retórica hacia México responde a los intereses de su base, pero quizá algo nuevo en lo que sí va a hacer un mayor énfasis es en la parte de política laboral, y esto derivado justamente de la nueva edición del tratado (T-MEC). En el caso del candidato demócrata, sin duda el tema laboral va a ser, seguramente, una prioridad inmediata, no solamente por el tratado, sino también por la tradición en la ideología del partido demócrata, en donde el tema laboral es un artista muy importante”, dijo la subgobernadora del Banco de México, Irene Espinosa.