Internacional

Trump sobrepasa a demócratas en guerra económica

Busca la oposición para el 2020 cómo ser más duros con el comercio global que el presidente de Estados Unidos

The New York Times
sábado, 10 agosto 2019 | 09:24
Associated Press

Washington— La escalada de la guerra económica del presidente Trump con China destaca un desafío para los demócratas con la esperanza de desbancarlo en 2020: tendrán dificultades para ser más duros con el comercio que él.
Durante años, los demócratas en el Congreso han estado advirtiendo que China es un agresor económico empeñado en socavar la industria estadounidense. Han denunciado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte por externalizar empleos y criticado a China por manipular su moneda para hacer que los productos chinos sean más baratos. Se han comprometido a utilizar las adquisiciones federales, las tarifas y otras herramientas para ayudar a los trabajadores estadounidenses.
Trump ha robado ese libro de jugadas y ha ido más lejos. El lunes, su administración designó formalmente a China como manipulador de divisas, un paso que algunos demócratas han exigido durante años. La semana pasada, el presidente avanzó con planes para gravar casi todos los juguetes, computadoras portátiles y zapatillas que China envía a los Estados Unidos. Donald Trump también renegoció el TLCAN, impuso aranceles a los metales extranjeros y fortaleció las reglas de "comprar estadounidenses" para que los proyectos federales usen más materiales de los Estados Unidos.
Hasta ahora, muchos de estos esfuerzos no han producido el tipo de cambio que prometió Trump. Su TLCAN revisado, el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá, languidece en el Congreso, y sus aranceles han llevado a China y Europa a tomar represalias contra los productos estadounidenses, en particular los productos agrícolas. La guerra comercial del presidente con China ha comenzado a aumentar los costos para los consumidores y las empresas.

Pero el asalto comercial de Trump ha puesto a los demócratas en un lugar incómodo. Están tratando de descubrir cómo diferenciarse de Trump, sin ceder su posición como el partido que hará más para defender a los trabajadores contra las desventajas de la globalización.