Internacional

Urgen Macron y Merkel vacunarse para evitar restricciones

Ante repuntes de Covid-19 y renuencia a vacunas, Merkel y Macron urgieron a alemanes y franceses inmunizarse para evitar más restricciones

Reforma

Reforma

martes, 13 julio 2021 | 09:28

Berlín, Ale.- Ante los repuntes de contagios de Covid-19 y la renuencia a la vacunación, Francia y Alemania urgieron a sus ciudadanos a aplicarse los inmunizantes. 

En Alemania, la Canciller Angela Merkel exhortó este martes a vacunarse, afirmando que mientras más gente lo haga "más rápido volveremos a ser libres". Y en Francia, el Presidente Emmanuel Macron dijo el lunes que la vacuna será obligatoria para todos los trabajadores de la salud a partir del 15 de septiembre, y planteó la posibilidad de ampliar el requisito a otros sectores de la población.

 La tasa de vacunación en Alemania ha estado disminuyendo en semanas recientes. Un 58.7 por ciento de la población ha recibido por lo menos una dosis y el 43 por ciento está totalmente vacunado. Alrededor del 41 por ciento de la población francesa está totalmente inmunizada contra el virus, aunque el ritmo de vacunación se ha ralentizado a medida que se acercan las vacaciones estivales.

 En Francia, casi un millón de personas solicitó cita para vacunarse en un solo día luego de las declaraciones de Macron. La aplicación que centraliza la vacuna y otras citas médicas en Francia, Doctolib, anunció el martes en la mañana que 926 mil personas solicitaron una cita el lunes, el récord diario desde el inicio de la campaña nacional de inmunización en diciembre. El 65 por ciento de las nuevas citas eran de menores de 35 años.

  En tanto, la agencia de control de enfermedades de Alemania declaró la semana que el país debería vacunar al 85 por ciento de la población entre las edades de 12 y 59 años, y el 90 por ciento de la población mayor de 60 años para evitar que la variante delta provoque un repunte de la pandemia en el otoño e invierno.

 Merkel, quien está totalmente vacunada, llamó a la población a vacunarse para protegerse a sí misma y a otros. Advirtió que el levantamiento de las restricciones sociales dependerá de la tasa de inmunización.

 "Mientras más gente esté vacunada, más rápido volveremos a ser libres", declaró la mandataria ante reporteros durante una visita al Instituto Robert Koch, la agencia oficial de control de enfermedades.

 Alemania ha levantado algunas restricciones sociales, pero la gente aún tiene que mostrar resultados negativos de la prueba de coronavirus, o certificados de vacunación, para entrar en restaurantes o participar en eventos a puertas cerradas. Para entrar en una tienda o negocio se requiere la mascarilla.

  Al ser cuestionada si Alemania obligará a los miembros de ciertas profesiones a vacunarse, como está haciendo Francia en el sector salud, Merkel sugirió que ello no sería eficaz, aunque no lo descartó del todo.

  "No descarto considerar el tema dentro de unos meses", expresó Merkel. "Pero por el momento nuestra posición es que no queremos obligar a la gente a vacunarse, queremos animarla a vacunarse".

 Lother Wieler, director del Instituto Robert Koch, indicó que según estudios, el 90 por ciento de la población en Alemania está dispuesta a vacunarse.

  Las autoridades en Alemania están ofreciendo vacunas en iglesias, mezquitas, estacionamientos y estadios deportivos, en un intento por llegar a las personas que se niegan a ir a los centros de vacunación o a consultorios médicos.

 Con los contagios de nuevo al alza en Francia, en los últimos días aumentaron las especulaciones acerca de que Macron anunciaría algún tipo de requisito de vacunación, lo que incentivó la demanda de citas.

 El Ministro de Salud, Olivier Veran, celebró el renovado interés por la vacuna y, en declaraciones a la televisora BFM el martes, dijo que"`Esto son miles de vidas salvadas".