Internacional

Video: Candidato republicano corre a hispanos de club de tenis por hablar español

Posteriormente ofreció 50 mil dólares para que no divulgaran el video del incidente

El Diario de Juárez
sábado, 30 noviembre 2019 | 14:53
Agencias

Miami – Uno de los jóvenes víctimas de un hombre en Florida que los echó de un club de tenis porque estaban hablando español dijo por Twitter que el presunto acosador les ofreció 50 mil dólares por el video del incidente, publicó el Diario NY.

El muchacho puertorriqueño que se identifica en Twitter como Sergio Dilan, es uno de los dos jugadores de tenis que se encontraban esta semana en Bath & Racquet Fitness Club de Sarasota, en cuyas instalaciones opera el Celsius Tennis Academy, donde ocurrió el hecho.

Supuestamente, el sujeto – que algunos identifican como Martin Hyde, un candidato republicano a comisionado por la ciudad de Sarasota para las elecciones de 2020– la emprendió esta semana contra el dúo al escucharlos conversar en español, le pidió que abandonaran el lugar y que se fueran a “cortar grama”.

En las expresiones hechas en su cuenta en la red social, el afectado indicó que le pidieron, sin éxito, al hombre que se disculpara.

“Nuestro coach (entrenador) trató de hablar con él de lo más tranquilo para que se perdonara con nosotros y él no le hacía caso y solo nos respondía con: “do you know who I am?” (¿saben quién yo soy?) O solo nos mandaba a callar”, narró el boricua en uno de los tuits.

Agregó que el individuo, supuestamente, les ofreció 50 mil dólares para que no divulgaran la grabación.



“Incluso, cuando le mencionamos que tenemos todo lo que pasó en video, él se atreve a decir que nos daría 50 mil dólares por el video. El racismo se debería acabar, todos los latinos se deberían quedar juntos y apoyarse uno al otro en situaciones así”, continuó el joven.

Sergio Dilan expresó que la discusión escaló cuando el hombre les dijo despectivamente que “fueran a cortar la hierba”.

“Nos dice “go cut grass” refiriéndose a nosotros como trabajadores, y como si eso es lo único en lo que nosotros servimos. Ahí fue cuando las cosas cojieron una vuelta de 360. Nunca nos habíamos sentido más molestos, frustrados, incómodos y tristes”, describió.

El usuario indicó que fueron al “front desk” a denunciar el hecho a una empleada, quien fue a averiguar lo que estaba pasando y el atacante, supuestamente, la mandó a callar. “Se me salieron gotas de frustración y todavía no podía creer qué estaba pasando”, argumentó.

Se desconoce si el club de entrenamiento o alguna autoridad en la ciudad tomó o tomará acciones contra el hombre. Preliminamente, los administradores del sitio indicaron que conversaron con el hombre y le explicaron que ese comportamiento no está permitido en la instalación.