Internacional

Violó Texas ley al detener migrantes; los liberan

En esta semana, salieron cientos bajo fianza personal

The Texas Tribune / Extranjeros arrestados por policías estatales

Jolie McCullough/The Texas Tribune

domingo, 03 octubre 2021 | 05:00

Tres días después que un juez estatal de Distrito ordenó la liberación inmediata de más de 240 migrantes que fueron encarcelados por violar la ley estatal, el Sistema de Prisiones de Texas finalmente recibió la papelería este viernes para empezar a dejar libres a los hombres sin cobrarles fianza.

Oficiales de la prisión esperan entregar a los hombres, arrestados de acuerdo a una fallida iniciativa de seguridad fronteriza, a las autoridades federales de inmigración para que nuevamente sean detenidos, deportados o liberados en EU, estando pendientes sus audiencias de asilo. Ellos aún tienen que enfrentar un proceso estatal por haber ingresado indebidamente al país.

Abogados de la defensa y oficiales de la prisión dijeron que las autoridades del Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE), detienen de manera rutinaria a hombres que fueron liberados de acuerdo a la iniciativa “Atrapar y Encarcelar” si han sido condenados por cargos penales estatales, que hasta ahora han consistido totalmente por haber ingresado ilegalmente al país.

El ICE también está aprehendiendo a aquellos que son liberados de prisiones estatales bajo fianza y aún enfrentan cargos.

“Si son sentenciados y purgan una condena, entonces podrían ser entregados al ICE”, comentó Bryan Collier, director ejecutivo del Departamento de Justicia Penal de Texas (TDCJ), en una audiencia legislativa que se llevó a cabo esta semana. “También serán entregados al ICE si se les fijó una fianza”.

En esta semana, cientos de migrantes detenidos fueron liberados bajo fianza personal, que no requiere la entrega de dinero en efectivo debido a que han estado encarcelados durante semanas sin ser acusados de algún delito.

La ley de Texas estipula que los acusados penalmente deben ser liberados de la cárcel bajo una fianza asequible o personal si la Fiscalía retrasa los casos y no fija los cargos rápidamente. Por ingresar indebidamente, el cargo por el que la inmensa mayoría de los migrantes fueron arrestados, la fecha límite es de 15 a 30 días, dependiendo del nivel del cargo.

De acuerdo a la orden que el juez republicano Roland Andrade emitió el martes, 75 migrantes encarcelados durante más de 15 días después de haber sido arrestados y acusados por entrar indebidamente al país en el Condado Val Verde, en donde se encuentra Del Río, fueron liberados de inmediato debido a que la Fiscalía del Condado no fincó los cargos penales en su contra. Igualmente, 168 migrantes arrestados durante más de 30 días en el Condado Kinney, una región rural vecina.

Oficiales del Condado han dicho que los sistemas de justicia local quedaron abarrotados con un inesperado influjo de cientos de arrestos realizados por la Policía Estatal, dando lugar a retrasos en el proceso.

Jennifer Laurin, profesora de Derecho, quien imparte la cátedra de Leyes y Procedimientos Penales de la Universidad de Texas en Austin, comentó que la ley estatal que ordena la liberación debido a retrasos en el proceso pretende proteger el derecho a tener un juicio expedito.

“No es del todo común que el estado no esté preparado y se ordene que el acusado sea liberado”, dijo. “Lo que es inusual acerca de esta instancia es el tipo de carácter masivo de todo eso”.

La liberación de los hombres se retrasó más debido a que los abogados de la defensa y la Fiscalía que representan al Condado Kinney negociaron sobre la manera en que los migrantes podrían ser liberados, según dijeron abogados de la defensa.

El viernes por la mañana, tres días después que fue emitida la orden, Andrade recibió las órdenes de liberación, las firmó y las entregó al Sistema de Prisiones de Texas, dijo.

El viernes por la tarde, un portavoz del Departamento de Justicia Penal de Texas dijo que las prisiones recibieron la papelería de liberación y empezaron a colaborar con ICE, que tiene empleados en dos prisiones que recientemente se convirtieron en cárceles para inmigración administradas por el Estado de acuerdo a la política fronteriza de Abbott.

En el mes de julio, molesto por las políticas del Gobierno federal y un marcado incremento en los cruces fronterizos en este año, Abbott ordenó que la Policía Estatal arrestara bajo cargos penales estatales y encarcelara a los migrantes que cruzaron ilegalmente la frontera, la mayoría usualmente fue por el delito leve por haber irrumpido indebidamente en una propiedad privada.

Desde entonces, más de mil hombres han sido arrestados y encarcelados, de acuerdo al Departamento de Seguridad Pública de Texas, casi exclusivamente en los condados Val Verde y Kinney. Hasta este jueves, más de 900 de los migrantes seguían encarcelados.

En repetidas ocasiones, Abbott ha elogiado al Departamento de Seguridad Pública por mantener segura la frontera con los arrestos por ingresar indebidamente al país. Sin embargo, la iniciativa ha estado llena de errores desde que empezó, incluyendo la equívoca separación de familias, la liberación de migrantes arrestados en la parada de autobús de alguna ciudad fronteriza y docenas de hombres que fueron encarcelados durante semanas sin tener acceso a un abogado.

Para los hombres que serán liberados en esta semana, su destino bajo la custodia del ICE podría diferir de los que hubieran enfrentado si hubieran sido aprehendidos por la Patrulla Fronteriza en la frontera.

De acuerdo a la política federal que prohíbe la entrada al país durante la pandemia, muchos migrantes que fueron aprehendidos por agentes de la Patrulla Fronteriza después de cruzar hacia Texas son deportados de inmediato.

RíoGrande Legal Aid de Texas (TRLA), un grupo de defensa que representa a cientos de migrantes arrestados, comentó que sus clientes que fueron encarcelados por el Estado y luego entregados al ICE usualmente han sido liberados en Estados Unidos mientras esperan su petición de asilo.

“Una vez que están en el ICE, tenemos muchos clientes que fueron liberados bajo su propio riesgo, algunos son liberados con una fianza de inmigración y algunos son detenidos”, comentó Robert Elder, portavoz de TRLA.

El TRLA planea seguir solicitando mociones a la Corte para pedir la liberación de más migrantes que siguen en la cárcel después de la fecha límite de 15 o 30 días.

La Fiscalía del Condado Kinney también acordó el martes descartar los cargos en contra de dos hombres después que sus abogados argumentaron en contra de la legalidad de la nueva iniciativa de Abbott en su totalidad.

En parte, los abogados de la defensa dijeron que la Policía estaba seleccionando erróneamente en los arrestados bajo los cargos de ingresar indebidamente al país y que sólo estaba aprehendiendo a los hombres que eran exclusivamente hispanos.

Un portavoz del TDCJ dijo que los documentos para su liberación no fueron recibidos hasta el viernes por la mañana.