Local

“Mi esposo está desesperado por salir de prisión”; señora Martha Holguín de Valles

El líder agricultor Andrés Valles, busca enfrentar el juicio en libertad

Heriberto Barrientos Márquez/El Diario

viernes, 01 octubre 2021 | 05:00

Chihuahua.- “Mi esposo está desesperado por poder salir de prisión, dentro de la cárcel cualquier persona no puede decir que está bien, pero queremos que se le permita enfrentar el juicio en libertad, ojalá las autoridades judiciales sea sensibles”, expresó ayer la señora Martha Holguín, esposa del líder agricultor Andrés Valles quien permanece en el Cereso número Uno de Aquiles Serdán desde hace más de dos meses por los disturbios del año pasado en el conflicto del agua.

La esposa del líder productor informó que el próximo 13 de octubre esta agendada la audiencia de revisión de medidas cautelares y menciona “esperemos en Dios que pueda salir”.

Entrevistada brevemente por El Diario, la esposa del líder productor mencionó que han sostenido diversos acercamientos en las últimas semanas con diputados de distintas fracciones parlamentarias, por lo que “van caminando las cosas gracias a Dios”, dijo.

La señora Martha Holguín enfatizó que buscan ellos como familiares alternativas para que Andrés Valles enfrente el proceso en libertad.

Mencionó que algo que ayuda es que recientemente el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador reconoció los problemas que hay en la Comisión Nacional del Agua (Conagua) por lo que anunció una reestructuración en la dependencia “lo cual es una buena señal”.

A pregunta expresa de cómo se encuentra su marido en prisión, la señora Holguín enfatizó que; “de salud está bien, pero creo que nadie que está en esas condiciones dentro de un penal no puede estar en condiciones óptimas”.

Él está bien, pero si está desesperado por salir y esperamos que el día 13 de octubre en la audiencia de revisión de medidas cautelares podamos salir fortalecidos, mencionó.

La esposa de Andrés Valles pidió a las autoridades judiciales federales que reconsideren pues su marido así como los tres agricultores originarios de La Cruz, quienes fueron detenidos tras los conflictos con la Guardia Nacional por el problema del agua no son delincuentes y merecen enfrenar sus procesos en libertad.