Local

'2020, de los años más secos para la ciudad'

La JMAS dice que lo más grave es que el pronóstico de la Conagua para el próximo año es que sería similar

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Manuel Quezada/El Diario

miércoles, 07 octubre 2020 | 12:16

Chihuahua.- La ciudad de Chihuahua tiene una captación anual de 30 milímetros de lluvia durante lo que va del año, cuando el promedio es de 500 mm, por lo que no se ha recibido ni el 10 por ciento, informó el director ejecutivo de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, Roberto Lara Rocha.

Señaló que el 2020 fue uno de los más seco de los últimos 10 años y, lo más grave, es que, según las proyecciones de la Comisión Nacional del Agua, el próximo 2021 viene igual, sin lluvias y de sequía.

Advirtió que eso meterá de nuevo en un gran reto a la entidad, no solo en el ámbito agropecuario sino también en el abastecimiento de agua para las ciudades. 

Roberto Lara dijo que por lo pronto viene un inverno seco y el próximo año viene igualmente escaso de lluvias y es necesario tener cuidado del agua.

Roberto Lara dijo que este año la ciudad de Chihuahua tuvo un verano muy complicado ya que la Canícula se extendió por casi 50 días, fue un periodo de muy altas temperaturas ya hubo varios días con más de 40 grados y en las tardes entre 38 y 39 grados centígrados.

Esto lo que genera a mediano y largo plazo es un abatimiento de los pozos de agua y ahora en la ciudad capital se está perforando ya a 500 metros para extraer el líquido.

Actualmente la ciudad capital se abastece de una pila de 165 pozos y por el momento no se tiene proyectado habilitar más.

Precisó que durante el 2020 se puso en funcionamiento varios como el llamado Molino del Agua, Praderas, de la Central de Abastos.

Indicó que perforar un pozo requiere de una buena inversión y lo que buscan ahora es que, a través de sistemas de tecnologías, sectorización y reúso del agua a través de la red morada, permite el ahorro y disponer de más recurso para su distribución, sin necesidad de perforar mas.

Roberto Lara indicó que se tiene tiempos difíciles que requiere de mucha creatividad y de cuidar el agua, que los chihuahuenses se den cuenta de que está en una zona desértica y que cada vez llueve menos, y es un elemento vital para vivir y desarrollarse.

Indicó que ahora en la ciudad de Chihuahua se tiene un gasto promedio por persona de 300 litros de agua por día, un promedio muy alto con relación a otras ciudades similares.

Finalmente, el funcionario estatal dijo que esta cantidad de agua en una ciudad semidesértica definitivamente es muy alta y se debe de tender a la baja.