Local

A 22 días, no sabe FGE quién mató a exministerial

Amplían investigación tras declaraciones que involucran a jefes policiacos

De la Redacción/El Diario
viernes, 10 mayo 2019 | 05:45
Archivo/ El Diario

Chihuahua.- A 22 días del asesinato del exministerial Leopoldo Eduardo Soto Cortéz, a manos de un grupo de policías municipales durante lo que debió ser un arresto más, la Fiscalía General del Estado carece de pruebas sólidas que le permitan señalar a un responsable para llevar de nueva cuenta el caso ante un juez local.

“Estamos en un término jurídico denominado ‘autoría indeterminada’ en el cual no se puede establecer quién de los cinco policías provocó la muerte”, indicó ayer Carlos Huerta, vocero de la FGE.

Bajo este tipo de participación, según fuentes de abogados consultados ayer, el Ministerio Público podría consignar por segunda vez al grupo de polimunicipales en busca de obtener la vinculación a proceso que ya les fue negada.

De acuerdo al Código Penal del Estado, la autoría indeterminada se establece cuando varios sujetos, sin concierto alguno, intervienen en la comisión de un delito, y no puede precisarse el daño que cada quien produjo.

Para estos casos la penalidad que establece la Ley es de las tres cuartas partes del mínimo a las tres cuartas partes del máximo de las penas o medidas de seguridad correspondientes para el delito cometido, según su modalidad.

Respecto al caso, el fiscal General, César Peniche, afirmó que las investigaciones por la muerte del exministerial no se han detenido e incluyen a los cinco policías que fueron exonerados, y otros más que fueron mencionados en las declaraciones.

Los primeros inculpados afirmaron que sus superiores, René López y Adrián Trevizo, habrían provocado el fallecimiento del exministerial durante el forcejeo para aprehenderlo.

Eduardo Soto falleció la madrugada del pasado 18 de abril víctima de asfixia por estrangulamiento durante un operativo de arresto por presunta violencia familiar en su domicilio en la colonia Villa Juárez, al sur de la ciudad.

Según los informes que fueron proporcionados tras la necropsia, el hombre falleció antes de llegar a la Comandancia de la Dirección de Seguridad Pública Municipal. La FGE consignó por homicidio a José Guadalupe D. S., Luis Alberto T. M., David Abraham R. G., Fernando M. L., y Pedro Roberto C. C. Sin embargo, el viernes 26 de abril la juez de Control, Karla Otero, evidenció fallas en las pruebas de Fiscalía del Estado para intentar incriminar a cinco policías municipales por el asesinato del exministerial, por lo cual los dejó en libertad y en posibilidades de reincorporarse a sus tareas en la corporación de seguridad pública de Chihuahua capital.

Los agentes se encuentran actualmente sometidos a un proceso administrativo interno, dentro de la Comisión de Honor y Justicia.

Uno de los argumentos dados en la continuación de la audiencia para vincular o no a proceso, es que hubo más agentes en el arresto y, tanto los hijastros como la pareja de Soto, dieron características físicas distintas y que no concuerdan con los imputados. Además, las actuaciones de reconocimiento de personas, realizadas en la Fiscalía, fueron anuladas por estar viciadas, ya que la defensa de los elementos logró acreditar que a los detenidos no se les leyeron sus derechos, e incluso se les obligó a firmarlos, además de existir inconsistencias al momento de ser puestos a la vista de los hijastros detrás de un vidrio con números delante de ellos.

César Peniche dijo ayer que el Ministerio Público está obligado a trabajar en sigilo y que él personalmente está revisando todos los avances de la carpeta. “Ese homicidio no va a quedar impune”, dijo.

Añadió que que no hay impedimentos para que los cinco policías que fueron llevados ante el juez sean investigados, pero además se incluyen a las otras personas que fueron mencionadas.

La Fiscalía también dio a conocer que hay una ampliación de la investigación después de la declaración de los agentes ante el juez en las audiencias pasadas, en las que mencionaron a jefes policíacos que también intervinieron.

Sin embargo, primero se están reuniendo nuevos elementos de prueba para formularles imputación de nueva cuenta, destacó la dependencia.