Local

A dos años... familiares siguen buscando a taxista

Aseguran que la noticia causó la muerte de la madre de Álvaro

De la Redacción
domingo, 05 mayo 2019 | 06:36
Gabriel Ávila/El Diario

Chihuahua.- Para la familia del taxista Álvaro Núñez, la desaparición del padre de dos hijos y abuelo de dos más, uno de ellos que no alcanzó a conocer, representó un duro golpe y un cambio brutal en la dinámica de sus vidas, tanto así que consideraron que la madre de él murió tras saber la noticia –que durante meses le ocultaron-, ya que por su edad y condición de salud, no pudo soportar este golpe. 


"En junio cumple dos años también (la muerte) de su madre. A la semanita que le dijeron lo de mi papá se dejó morir", comentó su hija en entrevista para El Diario a tan sólo un día de que se cumpla el segundo aniversario del inicio del caso que permanece sin resolverse. 


La última vez que se supo algo de Álvaro fue el seis de mayo del 2017, cuando subió un pasaje desde el sitio del cual era su taxi, 'Central de Abastos'. 


Compañeros vieron su vehículo conducido por él mismo y con pasaje por la tarde, pero ya no supieron más de él. Días más tarde, derivado de las pesquisas y búsquedas de la propia familia, el automóvil fue encontrado desbalijado e incinerado en una colonia de Ciudad Aldama. 


Las huellas dactilares impresas en el vehículo llevaron a la captura de dos personas que posteriormente fueron liberadas, debido a que no se pudo acreditar su participación en la desaparición, sólo por el robo de partes y prenderle fuego al taxi, lo que tampoco les llevó a pisar la cárcel. 


Fueron los primeros días posteriores a la desaparición cuando la familia y los taxistas ejercieron presión ante las autoridades, llevando a cabo una multitudinaria manifestación frente a la Fiscalía General y al Palacio de Gobierno, donde increparon al gobernador Javier Corral y le exigieron resultados. Fue el propio gobernador quien les garantizó que canalizaría el caso y daría atención para esclarecer el crimen. 


Sin embargo, dos años después, esas promesas se esfumaron y la propia familia considera que ya se le dio carpetazo a la investigación. Así pues, también su esposa Adela Olivas, se encuentra desamparada económicamente ya que aunque por derecho le corresponde la concesión de un vehículo taxi, este trámite tampoco ha sido resuelto por las autoridades de transporte, y la mujer debe vender biscochos que ella misma prepara y montar un tianguis cada domingo para ganar el sustento. Sin embargo, además de este desamparo económico, las víctimas colaterales son un factor complicado de sobrellevar dentro del aspecto psicológico en el núcleo familiar. 


Ala madre de Álvaro no se le dijo que su hijo se encontraba desaparecido hasta semanas después y esto, consideran, le costó la vida. “(A la madre de Álvaro) siempre le decíamos que su hijo estaba en Estados Unidos, pero fue un familiar el que decía que ella tenía que saber la verdad. 


A mi nieta le decimos lo mismo, que papá Álvaro, como le decía, está trabajando en EU, pero ya ahorita creemos que tenemos que hablar con ella de esto. Atención a Víctimas nada más al principio nos atendieron, ahora los he querido contactar para que nos ayuden para saber cómo decirle a la niña (de ocho años), porque ahorita está muy chica", señalaron. 


Adela, durante el transcurso de estos años, sigue monitoreando los periódicos, y cuando se enteró de que habían encontrado un cuerpo en la presa de Aldama, llamó a los agentes investigadores ya que también existe el antecedente de una llamada que afirmaba que el cuerpo podría encontrarse en el Presón. 


No obstante, para determinar si una osamenta en estas condiciones pertenece al taxista, es un proceso que se lleva varios meses. La familia cuenta los días desde la última vez que se vio a Álvaro y a pesar del paso de los años siempre lo tienen presente, cada día se preguntan qué pasó con él, un hombre a quien describen como trabajador e incluso como un luchador social que presionaba para que los taxistas obtuvieran mejores condiciones y un justo reparto de las concesiones. 


Sin embargo hasta este día todo son especulaciones sobre lo que pudo haber pasado ese día de mayo. El dedo seguirá en el renglón, según afirman sus seres queridos, por lo que en este aniversario de su desaparición convocaron a una manifestación para mañana frente al Palacio de Gobierno, convocatoria que circuló a través de redes sociales y a la que se sumarán familias que sufren de la ineficacia de las investigaciones, la impunidad y la falta de justicia, así como taxistas. 


También se deja la invitación abierta a quien desee sumar su voz a la exigencia de justicia. “El lunes 6 de mayo se cumplen ya 2 años de la desaparición de mi padre. Del día en que salió a trabajar y ya no regresó. 


Amigos, familia, conocidos, taxistas y a todos en general los invito a que nos acompañen el lunes 6 de mayo a las 10 am a hacer un paro enfrente de Palacio de Gobierno para hacer presión y no quede como tema olvidado porque aún hay una familia que lo sigue esperando y ellos no hacen nada.


 #NiUnPadreDeFamiliaMás #NiUnTaxista- Mas, así como mi papá hay muchos más! Queremos justicia", escribió la hija de Álvaro en la publicación.