Local
Por semana

A la basura, mil 117 toneladas de comida

Cerca del 14% de los desperdicios son aprovechados por los recolectores del relleno

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 28 abril 2021 | 22:00

Chihuahua.- El 14 por ciento de la basura que llega al Relleno Sanitario, corresponde a orgánicos provenientes de zonas comerciales y particulares, de acuerdo con la Dirección de Servicios Públicos Municipales (SPM), con alrededor de mil 117 toneladas de comida semanalmente, entre la perecedera y otra aprovechada por los recolectores que acuden diariamente.

Diariamente se tiene un promedio de recolección de mil 200 toneladas de desperdicios en general, pero no toda llega hasta el basurero municipal, ya que hay quienes reciclan cartón, pet, aluminio, además están algunas personas que recorren las calles en búsqueda de comida en los botes de basura, que generalmente están en la indigencia.

De acuerdo con el Banco Mundial, en México se desperdician 20.4 millones de toneladas de alimentos cada año, un promedio de casi 158 kilos por persona equivalente al 34 por ciento de la producción para consumo humano.

Las urbes de mayor población son las que generan mayor basura y desperdicios, sin embargo se considera que los desechos orgánicos en Chihuahua, son menores que otras ciudades de mayor o igual tamaño.

En la capital del estado, la mayor recolección de alimentos desperdiciados se dan en zonas comerciales, donde establecimientos de comida deben deshacerse de aquel producto que caducó o no se vendió.

Anteriormente, algunos ambientalistas habían comentado que el problema no es la escasez de alimentos en Chihuahua, ya que la producción es alta, sino el desperdicio que llega a la basura y que no es aprovechada por quienes carecen de suficiencia económica para adquirir más productos, por eso suele quedarse una parte en los mercados y debe tirarse por no estar en buen estado para consumo humano.

Cuando inició la contingencia sanitaria por Coronavirus (Covid-19), también hubo un incremento de adquisición de alimentos por ciertos sectores sociales, que al comprar en exceso alimentos, también provocó que muchos se echaran a perder y fueron tirados a la basura, razón por la que hubo aumento del 15 por ciento en la recolección habitual, pero en este 2021 disminuyó.

Aunque en la ciudad no se tiene graves problemas de falta de alimentos o pobreza extrema que provoca desnutrición,  se ha hecho un llamado para aprovechar adecuadamente los alimentos producidos a nivel local, importar lo menos posible y bajar el índice de orgánicos que llegan al Relleno Sanitario.