Local

A un año del asesinato del alcalde de Temósachi no hay detenidos

Carlos Ignacio Beltrán fue encontrado sin vida el 30 de septiembre de 2019

De la Redacción/El Diario

domingo, 03 octubre 2021 | 05:00

Chihuahua.- El pasado 30 de septiembre se cumplió un año del asesinato de quien fuera alcalde de Temósachic, Carlos Ignacio Beltrán Bencomo, sin que hasta la fecha se haya detenido a ningún responsable de los hechos, confirmó la Fiscalía Occidente a través de su oficina de Comunicación Social.

Esto a pesar de que tras su desaparición y muerte, la fiscalía General del Estado aseguró que se tenía identificados a los presuntos responsables y que se contaba ya con órdenes de aprehensión.

Beltrán Bencomo fue encontrado sin vida la mañana del miércoles 30 de septiembre de 2019 en una comunidad de Guerrero, luego de que dos días antes un grupo armado lo privara de la libertad, según reportes de la Fiscalía.

De acuerdo a las primeras indagatorias, los hechos ocurrieron alrededor de las 22:00 horas, cuando un grupo armado arribó al municipio de Temósachic y se llevó por la fuerza al munícipe obligándolo a subir a un vehículo. Posteriormente se la FGE  que Carlos Ignacio Beltrán fue localizado sin vida con heridas producidas por arma de fuego en la cabeza.

Asimismo, personal de investigación detalló que el cuerpo estaba cubierto con una cobija en franjas de color gris con morado. Además, el rostro lo tenía cubierto con una bolsa de plástico transparente y cinta adhesiva. Vestía una camisa tipo Polo, color gris con negro.

Beltrán Bencomo tenía en ese momento 57 años de edad y la Fiscalía oficializó como fecha de desaparición el 28 de septiembre a las 23:00 horas. Trascendió que sujetos armados se lo llevaron en un vehículo de las afueras de la Presidencia Municipal.

El 5 de octubre de ese año –apenas una semana después de la desaparición de Beltrán Bencomo, la Fiscalía –a través de su entonces titular César Peniche- dijo tener identificadas a las personas responsables de los hechos. Aseguró que tenían “nombres y datos” de los agresores, contra quienes ya se habían solicitado órdenes de aprehensión. Dijo que se dispuso de un operativo en la región de Occidente para la captura de los homicidas pero no se tuvo resultado alguno.

A su vez, el ex director de la Agencia Estatal de Investigación, Álvaro Serrano, habló sobre un supuesto despliegue de un grupo de 50 elementos de esa institución, que apoyados con las fuerzas Rurales de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, trataban de ubicar a los asesinos del ex alcalde de Temósachic. Aseguró incluso que se apoyaban con un dron para revisar sitios donde podía encontrarse dicho grupo de la delincuencia organizada. Algunos informes mencionaron a un presunto criminal apodado “El Canillas” como el autor del crimen, pero nunca fue detenido.

Según detalles de la investigación, el ex alcalde había tenido un conflicto con un grupo criminal encabezado por Roberto G. M., “el 32” o “el Mudo”, al no aceptar a algunos delincuentes dentro de la corporación municipal y a lo cual había argumentado que “no les tenía miedo”, que sería el motivo por el cual habían cometido el asesinato.

“Tienen la intención de seguir cooptando la integridad de algunos ayuntamientos, los municipios más afectados y vulnerables son los de la zona serrana, en efecto en algún tiempo se tuvo la necesidad de intervenir las policías municipales de aquellos municipios y posteriormente se reiteró el mando a los presidentes municipales y lamentablemente no se ha continuado con los trabajos de depuración”, reconoció el fiscal general, César Augusto Peniche.

La Fiscalía General del Estado mantiene una investigación activa en contra de siete elementos municipales, los cuales en días previos del asesinato habían sido despojados de sus armas de fuego, toda vez que existía información de que podrían tener algún nexo con el grupo criminal que predomina en esa zona del estado.

_________________

El segundo funcionario que fue privado de la libertad junto con el presidente Temósachic conoció todo el fatal desenlace de primera mano, pues ambos estaban de rodillas, cuando le dispararon al alcalde en la cabeza y le gritaron “¿no que no nos tenías miedo?” y accionaron su arma.

Como víctima y testigo, ha colaborado en la información de estos hechos y ha logrado identificar al responsable, un sujeto al que apodan “el Canillas”, que la Fiscalía General del Estado no tenía dentro de la red del crimen organizado, pero que han integrado para su búsqueda.

Los últimos informes que se obtuvieron de los hechos es que el alcalde habría tenido una confrontación con el grupo y en una de las conversaciones había contestado que no les tenía miedo a la gente armada y posteriormente se dio el fatal desenlace que terminó con su vida el pasado 30 de septiembre.

“Esta acción es muy denostable, es contra de todo el Estado mexicano, ni la federación, estado ni los municipios se van a amedrentar por este hecho, no tenemos documentada ni una sola carpeta de investigación de alguna amenaza, no hay información o privada de parte del presidente municipal, no tenemos alguna amenaza”, explicó.

Comentó que los municipios más afectados y más vulnerables son los municipios de la zona serrana, los cuales en algún momento tuvieron que intervenir las policías municipales, después se reintegraron el mando a los ayuntamientos, pero no se continuó con los trabajos de depuración y que cumplieran con los requisitos de ingresos.

Agregó que se tienen datos importantes para establecer a grandes rasgos cómo ocurrió y la causa, son datos que no podemos revelar, “tenemos un operativo que tiene por objetivo dar con el grupo que hizo el levantón y el homicidio del presidente municipal, hay elementos de la Agencia Estatal de Investigación para ubicar a los responsables”.

Hizo un llamado a los presidentes municipales para que todo el personal que ingrese a las corporaciones de Seguridad Pública Municipal cuente con los cursos de formación y con el control de confianza para evitar filtraciones y otros vicios que se han generado dentro de estas instituciones municipales.