Local

Abandonaron semáforos cuatro años

Algunos fueron instalados en la década de los 70's

Francisco López/El Diario
Juan Alanís/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario

Orlando Chávez/El Diario

lunes, 13 junio 2022 | 10:35

Chihuahua, Chih.- La División de Vialidad tenía cuatro años sin asignar presupuesto a la adquisición de equipamiento vial, incluyendo los semáforos, reveló ayer el presidente del Consejo Consultivo de Vialidad, Fernando Hinojos.

El titular de la dependencia detalló que hay varios aparatos que fueron instalados en la década de 1970, y la antigüedad sumada con el robo de cableado y las fallas en el suministro de energía eléctrica han generado desperfectos en las señales luminosas, según explicó.

Comentó que la ciudad enfrenta una situación difícil, ya que a diario están fallando los semáforos, por lo que se ha planteado que haya un presupuesto importante para el 2023 con la intención de resolver este problema de fondo.

El Diario publicó ayer que de 286 semáforos que hay en la ciudad 47 se encuentran fuera de servicio; es decir 239, lo que representa el 16.4 por ciento del total, según informó el director de la Policía Vial, César Komaba Quezada. Komaba dijo que incluso los ciudadanos han reportado fallas en avenidas principales y muy transitadas, además de las estaciones del Bowí de la avenida Universidad.

La ciudad enfrenta una situación difícil, ya que a diario están fallando” Fernando Hinojos, presidente del Consejo Consultivo de Vialidad

“De esos, 13 son los que están dañados por robo y vandalismo y 34 presentan falta de comunicación, o sea que se trata de problemas técnicos”, puntualizó Komaba.

Al respecto Hinojos confirmó que este tema fue abordado en la sesión del Consejo Consultivo de Vialidad, en el que se analizó la situación y la respuesta ha sido que se están haciendo las reparaciones, pero la realidad es que el área de Ingeniería no tenía presupuesto para las piezas, por lo que han estado utilizando refacciones que les quitan a semáforos que han sido retirados.

Otro de los problemas a resolver es que cuando un semáforo resulta dañado por un automovilista, en muchas ocasiones no es reemplazado, a pesar de que el responsable pague por los daños.

En tanto, Komaba dijo que en respuesta a esa problemática ya se trabaja en su reparación con una inversión de hasta 2 millones de pesos, aunque reiteró que las afectaciones por la vandalización y el robo dificultan el funcionamiento ideal de los mismos.