Local

Absuelven a dos municipales por desaparición forzada de personas

El resto de policías municipales involucrados no fueron acusados ni presentados ante juez

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

De la Redacción/El Diario

miércoles, 22 septiembre 2021 | 05:00

Chihuahua.- El Juez de Control Octavio Armando Rodríguez Gaytán y el magistrado de la Sexta Sala Penal Héctor Javier Talamantes Abe, absolvieron en diferentes sentencias a dos policías municipales de la ciudad de Chihuahua quienes habían sido detenidos en el mes de febrero de este año acusados de haber desaparecido a dos personas –junto a otro grupo de agentes-, las cuales fueron localizadas posteriormente asesinadas en el ejido carrizalillo.

Dentro del toca 66/2021 emitido el pasado 14 de septiembre, fueron absueltos los agentes Irving Leonel Moreno Baeza y Ramona Ivette Cruz Valois por el delito de desaparición forzada de personas.

El Diario obtuvo copia de la sentencia emitida por el magistrado Talamantes Abe, quien resolvió el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía y el asesor jurídico, contra la determinación del Juez de Control del distrito Judicial Morelos, Octavio Armando Rodríguez Gaytán, quien el día ocho de abril del presente año también dictó auto de no vinculación a proceso, por los delitos de desaparición forzada de personas cometido en perjuicio de las víctimas identificadas como Oscar Jhovanny Leal Holguín y Adán Israel Gardea Barraza.

Los antecedentes del Ministerio Público indican que “El día veintisiete de febrero del año dos mil veintiuno, en el exterior del establecimiento Oxxo, ubicado en la calle 79 y calle Pedernales de la colonia Aeropuerto y/o  Sierra Azul, aproximadamente, entre las veinte y veintiún horas, los agentes de policía de la Dirección de Seguridad Pública Municipal Ramona Ivette Cruz Valois e Irving Leonel Moreno Baeza, en compañía de diversos sujetos, repartiéndose roles y funciones para el éxito de dicha encomienda, revisaron y detuvieron a Adán Israel Gardea Barraza y Oscar Jhovanny Leal Holguín, para posteriormente depositarlos en patrullas oficiales en las que viajaban, trasladándolos a un lugar desconocido, sin informar acerca de su privación de la libertad, además de negarse a brindar información al resultar requeridos para ello.

Por lo que a la postre –continúo el MP-, mediante acciones continuas de búsqueda y rastreos de las víctimas, éstas fueron localizadas sin vida en la localidad del Ejido Carrizalillo de Chihuahua, el veintiocho de marzo del dos mil veintiuno a las 18:30 horas aproximadamente”.

Por las pruebas encontradas por la autoridad investigadora, se determinó que los policías detenidos tuvieron la participación de coautores, según el artículo 13, fracción III, de dicho Código Penal Federal.     

En el procedimiento la FGE contó con 16 testigos con identidad reservada y otros oficiales así como peritos, quienes declararon en contra de los dos agentes acusados por los hechos los cuales se negaron en declarar ante el juez.

Para el Juez de Control, con los antecedentes de investigación incorporados tanto por la Fiscalía, como por la defensa y los argumentos de las partes, analizados y valorados en términos de los artículos 259 y 265 del Código Nacional de Procedimientos Penales, se llegó a la convicción de que “no existe duda que ambos imputados (agentes policiacos) estuvieron en circunstancias del lugar y tiempo, en el momento de los hechos como ellos mismos lo reconocieron, pero no se acreditó, por parte del Ministerio Público, que efectivamente hayan realizado la conducta que se les atribuye, aún en grado de probabilidad o presunción.

Se estableció que las presunciones deben basarse en pruebas objetivas y en este caso, no se demostró coautoría en la conducta de los imputados para la integración del delito por el cual formuló imputación la Fiscalía.

Finalmente los dos policías Irving Leonel Moreno Baeza y Ramona Ivette Cruz Valois fueron absueltos por el juez de Primera y Segunda Instancia, quedando en la impunidad la desaparición forzada y asesinato de ambos civiles, sin que se fincarán cargos a más policías municipales involucrados en los hechos.