Local

Acusa Zoológico de Aldama intento de extorsión en caseta Zoosanitaria de Jiménez

A pesar de que estas estaciones no poseen facultades para registro de vida silvestre, retuvieron y pusieron en peligro a animales que se dirigían a este santuario animal

Archivo

De la Redacción

viernes, 26 junio 2020 | 21:20

Chihuahua.- Personal del Zoológico de Aldama que realizaba el traslado de fauna silvestre desde Tamaulipas hasta su ingreso este santuario animal en el estado denunciaron haber sido víctimas de un intento de extorsión por parte de autoridades estatales de la caseta zoosanitaria ubicada en el municipio de Jiménez, quienes, según detalló Alberto Hernández, dueño del zoológico, retuvieron a su personal por algunas horas a pesar de que estas casetas de inspección para ganado, no cuentan con facultades para revisiones de animales de fauna silvestre.

Esto, detalló, puso en peligro incluso a tres ejemplares de cocodrilo que necesitaban llegar de inmediato al zoológico por la necesidad de ingresar en el hábitat acondicionado que ya los esperaba.

“En este traslado estamos dentro de la ley, no estamos haciendo nada irregular, traemos permisos, traemos todo. Esto es totalmente es una extorsión. Nos detuvieron sin ninguna razón ni fundamento legal, porque no pueden detener fauna silvestre, que está exenta de trámites de este tipo”, apuntó Hernández.

Las autoridades de este registro sanitario que se encarga según la ley sólo de la revisión de ganado ya sea bovino, ovino, entre otros que en su mayoría son comercializados para consumo humano amenazó a los trabajadores del zoológico con denunciar a las autoridades como la Fiscalía, señalando que podría tratarse de tráfico de animales, aún y cuando los cuidadores de esta fauna contaban con sus permisos.

Sin embargo a pesar de ello se les pidió documentos como el permiso del zoológico, algo que no tenía “sentido”, apuntó Hernández  o validez alguna en este sentido de traslado. Lo que preocupaba a los cuidadores era, no obstante, que los animales necesitaban llegar de inmediato al zoológico pues se exponían luego de 20 horas de traslado.

A pesar de ello y bajo el pretexto de la denuncia y, según los afectados simplemente buscando se les entregara dinero para poder seguir con su camino, se les mantuvo alrededor de dos horas en este lugar retenidos en contra de la ley.

Para Alberto Hernández estas acciones por parte de la autoridad no deben pasar desapercibidas, pues se trata de un ejemplo de la corrupción que permea todos los ámbitos y de lo cual, señaló, ya deberíamos estar cansados todos los mexicanos.

“Querían un pretexto tuvimos que mandarles el permiso del zoológico, y luego nos dicen que quieren la guía sanitaria. ¿Cuál guía sanitaria? Eso no aplica a estos animales, y si no saben eso en la caseta entonces no saben hacer su trabajo. Pero claro que lo sabían, y si quien lleva a los animales se asusta o dice, pues no traigo esos documentos y le piden dinero, entonces eso es lo que buscaban. (…) Ya basta de que nos quieran extorsionar todas las autoridades, porque se topa con un federal y es lo mismo”, sentenció.