Local

Acusan a constructora de dañar casas

Vecinos de Hacienda Isabella aseguran que obras de la empresa también les afectan en su salud

Cortesía

Francisco Córdova/El Diario

jueves, 11 noviembre 2021 | 18:10

Vecinos del fraccionamiento Hacienda Isabella, cercano a la UVM, denunciaron que derivado de la construcción de otro complejo habitacional aledaño al suyo por parte de la constructora Civitas se les han ocasionado varias afectaciones que van desde la destrucción de la estructura de sus viviendas, con bardas en peligro de caer, hasta problemas de salud por el constante uso de maquinaria pesada que diariamente provoca temblores en sus domicilios. 

Así lo explicó Yolanda Sierra, representante del comité de vecinos de la calle Portillo, quien mostró la evidencia de los desperfectos que ha dejado en sus casas el tipo de maquinaria y procesos de adecuación del terreno aledaño al suyo en el que se construye un nuevo fraccionamiento. 

Este problema inició en el año 2020 y los afectados han expuesto su problema a través de oficios a las autoridades municipales como lo es la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología, aún no obtienen una respuesta favorable, pues en la dependencia sólo los señalaron que la constructora contaba con los permisos, sin que hasta la fecha haya acudido personal para corroborar las afectaciones, señalaron. 

Con el paso de los meses las obras se acercan más a sus domicilios, lo que ha incrementado las problemáticas que enfrentan, pues la maquinaria pesada que utilizan provoca vibraciones constantes que los afectados calificaron incluso como si fuera un temblor. 

Cuando empieza a trabajar esa maquinaria uno piensa que se trata de un sismo, las puertas de los closets empiezan a vibrar, las ventanas, hasta las cosas que tiene uno en la pared está a punto de caer. A veces hasta dolor de cabeza le da a uno, a nuestros hijos que ahorita no van todos los días a la escuela. Los vecinos creemos que esto nos puede afectar hasta en nuestra salud, narraron. 

Desesperados por realizar reportes ciudadanos han llamado hasta el número de emergencias 911 para que se detuvieran estas afectaciones, sin embargo desde el Municipio no les han dado solución. Los vecinos mostraron las fotografías de hundimientos, cuarteaduras del suelo, partiduras y separaciones de las paredes por mencionar algunas derivadas del uso de la maquinaria pesada como compactadoras y aplanadoras. 

"Estamos desesperados porque esto ya también puede pasar de dolores de cabeza a que se caiga una barda y pueda lastimar a alguien", consideraron y señalaron que esto no lo dicen a la ligera, pues por su cuenta han contratado ya a profesionales como ingenieros civiles que han hecho ya el análisis de esta situación. 

Los colonos señalaron ser conscientes de que las construcciones de fraccionamientos deben seguir y no se oponen a ello, sin embargo señalan que la forma en la que se hacen los trabajos no es empática ni contempla este tipo de afectaciones a quienes ya compraron su vivienda en la zona.