Local

Acusan a Municipio de 'reventar' punto de firmas para plebiscito

Oficinas fueron temporalmente cerradas

Jaime Armendáriz/El Diario
jueves, 18 julio 2019 | 11:54

Chihuahua.- Las oficinas de la Red por la Participación Ciudadana, ubicada en las Calles Xavier Mina y 16, quedaron temporalmente cerradas como punto de recolección de firmas para buscar el plebiscito del proyecto de alumbrado público aprobado por el Ayuntamiento.

Ello luego de que detectaran que empleados municipales eran enviados a hacer largas filas para firmar sin saber el motivo de ese ejercicio ciudadano, lo que generó molestia entre los propios enviados y conatos de violencia.

El proyecto de alumbrado se avaló en el Cabildo el 26 de abril pasado, y las organizaciones Wikipolitica y Red por la Participación Ciudadana promovieron que sea sometido a consulta ciudadana al considerar que el plan carece de transparencia y resultaría en deuda a administraciones futuras.

Para solicitar el plebiscito requieren juntar 3 mil 424 en un lapso de 90 días, es decir, tienen hasta el 28 de septiembre.

La ola de personas que arribaron a ese punto de colecta de firmas se registró a partir drl jueves 11 de julio, luego de que acudió a firmar la alcaldesa María Eugenia Campos Galván.

"Posterior a eso, tuvimos una oleada masiva de personas que con desconocimiento pleno, acudían a dar su firma. Paralelamente nos percatamos que también acudían empleados del Gobierno Municipal en horario laboral, mayormente presionados por sus superiores y sin la información completa de qué era lo que estaban haciendo", indicaron las agrupaciones.

Sumado a esto, indicaron, se empezó a gestar una campaña de desinformación en diferentes plataformas. 

"Esto empezó a generar un ambiente de irritación y reclamos, a tal grado que se terminó violentando este proceso participativo", lamentaron.

Las personas no estaban acudiendo por consciencia o voluntad propia a dar su firma, pues la desinformación de no saber exactamente qué asistían, bajo señal de contar con tiempo agotado para participar, generó una presión innecesaria y filas muy largas, lo cual terminó por desembocar en violencia hacia los auxiliares de registro, añadieron.

Las agrupaciones ven presión que se ejerció al personal del gobierno municipal  

 "Nos pidieron tomarles una foto a la hora de recabar la firma con la aplicación del INE, para comprobar su asistencia a sus superiores", relataron.