Local

Acusan fraude de abogado por 400 mil pesos

Le pagaron para realizar trámites para habitar las casas por 6 meses

Miguel Silva/El Diario
domingo, 20 octubre 2019 | 10:40
Silvestre Juárez/El Diario

Chihuahua.- Habitantes de las viviendas del fraccionamiento de Pensiones Civiles del Estado (PCE), acusaron al abogado Gabriel Sánchez del corporativo RENK, de haberlos defraudado con alrededor de 400 mil pesos, para tramitar un amparo les permitiría habitar esas casas hasta por seis meses, recurso que no se tramitó y están en riesgo de ser desalojados.

Así mismo, denunciaron que el abogado Gabriel Sánchez trabaja o está coludido con la Fiscalía General del Estado (FGE) y es por eso que los trámites jurídicos no han prosperado a pesar de los pagos que realizaron.

Los afectados explicaron que dicho abogado cobró dos mil pesos a 173 familias, posteriomente se incluyeron otras ocho y luego 35 más, por lo que en total son 216 los afectados y de quienes cuenta con documentos oficiales, así como de las actas de nacimiento de sus hijos, pues nunca se los regresó y esto los orilló a contratar un nuevo abogado para que los represente en su causa.

De igual forma, contemplan la posibilidad de actuar por la vía penal en contra del abogado Gabriel Sánquez, pues indican que únicamente se aprovechó de la necesidad que tienen de contar con una vivienda y les cobró el servicio sin que se lograra obtener un amparo.

Explicaron que, el abogado les ofreció tramitar el recurso que les permitiría ocupar las casas hasta por seis meses sin que ninguna autoridad los molestara o amdrentara con la fuerza pública para que abandonen las viviendas, pero al ser defraudados, quedan a expensas de que en los próximos días puedan ser desalojados mediante el uso de la fuerza.

En la relativa de los hechos, manifestaron que en una ocasión, el abogado Gabriel Sánchez acudió con dos personas que dijeron tener vínculos con la Comisión Estatal de Vivienda, Suelo e Infraestructua (Coesvi), quienes les prometieron solucionar la problemática a cambio de un pago de 500 pesos por familia, sin embargo, no estuvieron de acuerdo en ello.

Una vez que fueron citados por el juez, el abogado comenzó a actuar de forma extraña, hasta que finalmente dejó de tener contacto con ellos y se quedó con el dinero que se le pagó siendo más de 400 mil pesos con los que supuestamente defraudó a estas personas.

De igual forma, mostraron su descontento con el gobierno del estado pues por una parte les ofreció mesas de trabajo para llegar a un acuerdo y por el otro lado los persigue por la vía jurídica, “se está yendo en nuestra contra, peor que si fuéramos las hijas del chapo”, expresaron las inconformes.

Reiteran que están en la disposición de pagar las viviendas y para esto es que buscan un acuerdo con el Estado, mismo que no se ha dado y en vez de eso están pagando por abogados.