Local

Advierten de posible lavado de dinero en Aras

Esquema fue piramidal hasta que ‘tronó’: Centro Bancario de Chihuahua

Daniela Nava / El Diario / Héctor Sada lamentó que muchos clientes de la banca no hicieron caso en su momento, cuando se les advirtió del riesgo que corrían al invertir en Aras

Manuel Quezada/El Diario

viernes, 19 noviembre 2021 | 17:10

Hay muchas cosas que no están entendibles en el manejo de los recursos de Aras Bussines Group, por lo que es seguro que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), tendrá que hacer una revisión más fuerte y directamente entrará sobre el presunto lavado de dinero, dijo ayer el presidente del Centro Bancario del Estado de Chihuahua (CBECh), Héctor Sada. 

Señaló que ahí habría mucha gente involucrada porque debe haber cuentas en los bancos de gente que juntaba dinero, de prestanombres, que luego lo enviaba a la sociedad anónima promotora de inversión. 

El presidente del Centro Bancario del Estado de Chihuahua, señaló que Aras Bussines sí debe tener dinero, ya que su forma de operar fue muy bien pensada, ya que eso fue “una pirámide” en la cual con el que entraba pagaban los intereses, y así fue hasta que tronó “ y lo que agarró, agarró”.

Héctor Sada recomendó a los inversionistas que se les adeuda su capital y rendimientos que procedan a interponer su demanda y no esperar a lo que les dice Aras de que la situación se resolverá en determinado tiempo y les pagarán. 

A pregunta expresa, el banquero indicó que si bien las sociedades anónimas promotoras de inversión, como es el caso de Aras Bussines Group, no están reguladas por la CNBV, sí puede ordenar el paro de actividades debido a que ya hay demandas, avisos de que no les está pagando a sus inversionistas y a sus mismos ejecutivos. 

Indicó que hay decenas de demandas interpuestas ante instancias del gobierno estatal de que Aras no les está pagando capital e intereses, y éste le dio el aviso a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, quien determinó suspender las operaciones de captación de la mencionada sociedad. 

Sobre los efectos de la presunta insolvencia de Aras entre los inversionistas, indicó que en los contratos éstas personas los tratan como accionistas, por lo que asumen tanto lo bueno como malo de las operaciones de la sociedad anónima. 

Proyectó que lo que se espera que hagan los directivos es declararse insolventes y presentar algunas propiedades en garantía para ser enajenadas y ver cuánto le toca a los inversionistas. 

El presidente del Centro Bancario del Estado de Chihuahua apuntó que depende ahora de la intervención de las autoridades para rescatar en algo el dinero de los inversionistas y empleados. 

Por lo que hace a los empleados, dijo que se sabe que no están contratados directamente por Aras, sino con otra empresa y están bajo la figura de comisionistas. 

Héctor Sada precisó que en el mercado hay sociedades anónimas promotoras de inversión muy buenas y otras muy malas, que no tienen la debida administración porque se está jugando con dinero ajeno, aceptando legalmente dinero de amigos y otros particulares. 

El presidente del CBECh, subrayó que hay que tener mucho cuidado al momento de decidir invertir en esas SAPI. Héctor Sada lamentó que muchos clientes de la banca no hicieron caso en su momento, cuando se les advirtió del riesgo que corrían al invertir en Aras. 

Hubo gente que incluso vendió su casa, autos y le metieron el importe a la asociación que les prometía darles el 9 y 10 por ciento mensual de rendimientos. 

Si bien hay gente que sí recupero, e incluso sabe de personas que se justifican diciendo -que con lo que le habían pagado, ya recuperaron el capital, y que lo que tenía metido aún en Aras, lo podía perder, ya ni modo- 

Precisó que no se puede decir realmente que ganaron, porque perdieron el capital, ya que a lo mejor salieron a mano. Finalmente, consideró que los inversionistas que entraron con Aras a finales del año pasado y durante el presente, salieron perdiendo “hasta la camiseta”.