Local

Advierten riesgos por endeudarse durante pandemia

Además recomiendan no convertirse en morosos de créditos, préstamos e hipoteca

Cortesía

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 13 julio 2020 | 12:17

Chihuahua.- El endeudarse para sobrellevar la crisis económica derivada de la contingencia sanitaria por el Coronavirus (Covid-19) es un riesgo que deben evitar familias, así como no convertirse en morosos de créditos, préstamos e hipoteca, comentó María de la Luz Estrada, catedrática de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH).

Recomienda realizar una lista detallada de los gastos y los ingresos, la búsqueda de entradas adicionales de dinero, así como prescindir de gastos innecesarios para tener liquidez y no caer en morosidad, hacer un análisis muy puntual, o estricto de aquellos gastos que se realizan mensualmente.

“Hoy en día la gran mayoría de las familias mexicanas están endeudadas con una hipoteca, y esta es la deuda que pesa, representa el 45 por ciento de la liquidez total. Lo demás es para gasto corriente, el 30 por ciento es alimentación. Entonces, queda un 25  por ciento para servicios básicos, transporte, vestimenta, y esparcimiento. Es por ello que la gente debe ser cuidadosa pues a eso debe adaptar su estilo de vida durante la pandemia”, explicó ladirectora de Operadora Universitaria. Esto, derivado de los reportes nacionales de un incremento en los casos de morosidad de las y los mexicanos, como consecuencia del confinamiento.

Otro de los consejos es “empezar a vender aquellas cosas de mi casa que no utilizo. A lo mejor ropa que ya no uso, muebles que ya no uso. Deshacerme de cosas que no necesito pero que al venderlos son una entrada adicional de efectivo. También tener controlados los servicios básicos, es decir, los consumos de luz, agua, celular, internet y cauteloso con el gasto de transporte”, manifestó.

Dijo que tampoco es ideal sacar una deuda con otra deuda para pagar otro pasivo, ya que en la mayoría de los casos la capitalización del interés se “come” a la deuda y termina por “ahogar” al usuario. “Por eso, resulta muy importante tener un consumo responsable y ser conscientes del poder que tiene el dinero”, concluyó.