Local

Alistan festejos patrios sin brillo

En 1913 fue la última fecha en que no hubo conmemoración

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

viernes, 11 septiembre 2020 | 17:16

La contingencia sanitaria derivada del Coronavirus (Covid-19) obligará a los gobiernos locales a impedir la celebración como tal del tradicional Grito de Independencia, un hecho histórico que no se repetía desde las épocas de la Revolución Mexicana hace más de 100 años, comentó ayer el historiador chihuahuense, Edelmiro Ponce de León. 

El conflicto de 14 años de 1910 a 1924 tuvo varios episodios en los que la fecha del 16 de septiembre, que marca el inicio de la guerra de independencia no tuvo celebración, sin embargo en Chihuahua se recuerda cuando Francisco Villa se autoproclamó Gobernador. 

Aunque fue el 8 de noviembr e de 1913 cuando asumió la Gubernatura, meses antes no se había celebrado la Independencia ya que el mandatario en ese entonces era Salvador Mercado, leal a Victoriano Huerta y combatió al Centauro del Norte, por lo que después de sus derrotas en Samalayuca y Juárez, se fue a Ojinaga para dejar su puesto vacante. 

Suspensión de celebraciones previas son las que hubo durante la intervención estadounidense de 1860 a 1863, que para Chihuahua fue complicada, ya que los militares americanos habían tomado como cuartel el antiguo Colegio de Jesuitas, hoy Museo Casa Chihuahua a espaldas de Palacio de Gobierno, épocas de guerra sin poder conmemorar la independencia por estar a punto de perderla nuevamente.

Recordó el breve periodo después con la intervención francesa que tuvo éxito con la huida de Benito Juárez y establecimiento de su gobierno en otros estados, pero en Chihuahua las tropas extranjeras habían tomado cuarteles y durante el periodo, fueron muy enfáticos en prohibir celebraciones mexicanas. 

"Por ahí dicen que aunque los franceses vigilaban desde el Colegio de Jesuitas, varios jóvenes sí conmemoraban la Independencia de México cada 16 de septiembre, pero en secreto. Esto era en el Templo de San Francisco. 

Estaba muy cerca y los militares se dieron cuenta porque esto estaba prohibido. A los jóvenes solo les advirtieron y los ponían a barrer en las calles, pero como eran galanes y valientes, las muchachitas les aventaban flores en reconocimiento. 

Esto les hacía enojar mucho a los generales. Luego ya los amenazaron con castigos más severos. O al menos eso se dice que pasó aquellos años", platicó el conocedor de la historia.

Sin embargo, comentó que únicamente han sido varios acontecimientos bélicos los que provocaron cese de celebraciones de todo tipo, ni otros problemas sociales, crisis económicas, ideológicas, religiosas, tampoco de salud habían tenido tanto impacto; pero la actual pandemia es única en la historia de México y espera que para este 2021 no se repita como en el año en curso