Local

Ampliación de horario disminuyó aglomeración en expendios

Calculan encargados de estos establecimientos una ligera recuperación de las ventas

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 05 octubre 2020 | 20:04

La ampliación del horario de venta de licor en expendios hasta las 8:00 de la noche ha favorecido en la disminución de aglomeración de clientes, de acuerdo con algunos encargados de establecimientos, en que consideraron más accesible para que la gente se prepare con calma para comprar. 

Luego del cambio del semáforo epidemiológico a amarillo por la contingencia sanitaria de coronavirus, se permitió la venta de cerveza y bebidas alcohólicas dos horas más, ya que durante el semáforo naranja estaba hasta las 6:00 de la tarde.

Un problema que reconocieron varios comerciantes fue que la limitación de horario hacía que llegaran muchas personas a comprar, algunos hasta se molestaban porque no alcanzaban debido a las filas, la demanda se incrementaba en poco tiempo, por lo que era complicado atender a todos. 

Ahora, la ventaja es que hay más conciencia entre la población y es más sencilla la atención para todos, aunque no se compara cuando cerraban a las 10:00 de la noche en que era buena venta y rara vez se hacían filas. “Pues ya no llegan tanto en masa como cuando cerrábamos a las 6:00. 

Si está mucho mejor. De venta, pues casi es la misma; si subió un poco, pero es que la gente no deja de comprar, solo que antes como que se desesperaba más y llegaban todos juntos, ahora está más calmado, aunque siguen llegando”, platicó Rubén, quien atiende un expendio de la colonia Santo Niño. 

Algo que tuvieron en común es que los meses más difíciles fue cuando no había cerveza y solamente vendían refrescos, frituras o algo tipo abarrotes, momentos en que se pensó cerrar o pedir prórroga a los arrendadores. 

“Sí está mejor. No es que ahora haya más venta, sino la gente se administra más su tiempo, menos aglomeración y es más fácil para nosotros atender. Podría subir un poco, pero todo depende de los días, por ejemplo en quincena siempre son días buenos”, comentó Alejandra, responsable de negocio de venta de licores en la colonia Quintas Carolinas al Norte de la ciudad, quien dijo que un día muy bueno es con la llegada de más de 100 clientes, mientras uno bajo son menos de 30 personas.