Local
Observadores derechohumanistas

Analizan protección para comunidades desplazadas

Gilberto Loya Chávez, secretario de Seguridad Pública Estatal, dijo que se trata de aquellas que fueron desplazadas por la delincuencia en la Sierra Tarahumara

Carlos González/ El Diario

miércoles, 10 noviembre 2021 | 05:00

Chihuahua.- El Secretario de Seguridad Pública Estatal Gilberto Loya Chávez, informó que esperan los diagnósticos realizados por observadores nacionales e internacionales de la subsecretaría de Derechos Humanos del Gobierno Federal y de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, sobre la revisión y la evolución que ha tenido la protección a comunidades que en algún momento fueron desplazadas por la delincuencia en la Sierra Tarahumara.

Expuso que en años anteriores, la comunidad de Choreachi en Guadalupe y Calvo, fue una de las más afectadas por grupos de la delincuencia organizada, por lo que dichas instancias derechohumanistas realizaron una revisión sobre los avances que han tenido las autoridades en su protección, destacando que actualmente no se han reportado desplazamientos forzados en ese u otros lugares de la sierra.

Detalló que este tipo de diagnósticos, que se llevaron a cabo del 21 al 24 de octubre de este año, no sólo se conforman a través de una visita de observación, sino que llevaron a cabo talleres con los pobladores, para conocer de primera mano el cambio que han tenido en su calidad de vida y seguridad.

Agregó que desde el inicio de la administración se ha tenido mayor presencia en diversas comunidades de Guadalupe y Calvo, Guachochi y con operativos permanentes en Madera, el Largo Maderal, El Alamillo, Gómez Farías, Ignacio Zaragoza, Galeana, entre otros.

Loya Chávez refirió que el despliegue de la policía estatal en la sierra busca evitar que se sigan presentando incidentes violentos, pero también detectar a tiempo y evitar que la delincuencia trate de apoderarse de las propiedades de los ciudadanos.

El funcionario dijo que en años recientes se presentaron algunos desplazamientos de personas provocados por algunos “picos” violentos, sin embargo, reconoció que actualmente no hay reportes de situaciones de este tipo.

Dio a conocer que la comunidad de Choreachi, en Guadalupe y Calvo, sigue siendo protegida de manera especial por la policía del estado.

Según registros periodísticos, comunidades como Choreachi, Santa Rita y San Jerónimo de Guadalupe y Calvo, El Manzano en Uruachi y Monterde en el municipio de Guazapares, han presentado problemas de desplazamiento forzado en los últimos años.

cgonzalezc@diarioch.com.mx