PUBLICIDAD

Local

Ataca Estado 'after party' y fiestas 'raves'

Cerrarán centros nocturnos que operen fuera de horario, advierten eventos no cuentan con permiso, además dan alcohol y drogas a menores: Gobernación

Orlando Chávez/El Diario

lunes, 13 marzo 2023 | 08:10

Chihuahua, Chih.- El subsecretario de Gobernación Estatal, Eloy García Tarín, dio a conocer que además del trabajo que se está realizando para evitar que centros nocturnos operen fuera de horario, existen los operativos contra las fiestas ‘rave’, las cuales ya no se habían detectado en esta capital, mismas que han reventado en dos ocasiones en fechas recientes.

El funcionario informó que el pasado 18 de febrero fue reventada una fiesta ‘rave’ en la colonia Sierra Azul, en que la que fueron resguardados 39 menores de edad, quienes fueron entregados a sus padres.

Apuntó que las fiestas de esta clase representan una problemática, debido a que además de que carecen de permisos, buena parte de los asistentes son menores de edad y tienen acceso a bebidas embriagantes y drogas.

García Tarín mencionó que están tomando las acciones para detectar los lugares en los cuales se realizan eventos sin permiso o fuera de los horarios autorizados, de esta manera han clausurado actividades en carriles de carreras de caballos y otros negocios, pero las fiestas “rave”, representan un peligro para los asistentes, ya que por lo general se ofrecen bebidas adulteradas y se comercializan sustancias ilegales.

Explicó que los organizadores utilizan granjas y sitios apartados para las fiestas, mientras que las invitaciones a los asistentes se realizan por grupos cerrados de redes sociales, lo que implica realizar un trabajo de inteligencia para localizar los lugares.

En lo que respecta la fiesta que fue reventada el 18 de febrero, expuso que se presentarán denuncias contra los organizadores, ya que los afectados son menores de edad que fueron expuestos a riesgos.

Mientras que la madrugada del 5 de marzo también reventaron una fiesta ‘rave’, en las calles 65 y 21 de la colonia Aeropuerto, al sur de la ciudad. Según informaron las autoridades en esa ocasión, de al menos 600 asistentes, el 80 por ciento era menores de edad.

Señaló que el año pasado fue en Cuauhtémoc en donde se detectaron fiestas que fueron suspendidas, mientras que la mayoría de los asistentes eran jóvenes, muchos de ellos

menores de edad; sin embargo ha habido algunos eventos en esta capital, por lo que ya ha comenzado a tomar acciones para evitar que se generalicen.

Subrayó que si bien la instancia estatal tiene la autorización para actuar en estas situaciones, son las dependencias municipales las que cuentan con más capacidad para supervisar y tomar acciones inmediatas.

Asimismo, destacó la intervención de las autoridades locales en la ciudad de Chihuahua con la clausura de centros nocturnos que operan fuera de horario en las llamadas “after partys”, como es el caso de los bares “Candela” y “La Alcantarilla”.

Cerveceras pidieron suspender permisos

La suspensión de actividades de los establecimientos Candela y El Yate (conocido como la Alcantarilla) fue solicitada por las principales agencias cerveceras en la capital, por lo cual la Subdirección de Gobernación Municipal procedió a la clausura de los mismos este fin de semana, ya que les fue retirada la licencia para operar.

Con la suspensión de actividades de estas licencias, dichos lugares no pueden operar, ni en los horarios permitidos que son de 21:00 a las 2:00 horas. Razón por la que “Heineken” quien es la titular de la licencia para “Zonavien”, y “Modelo” de “Candela”, removieron sus licencias para no perderlas y reubicarlas en otro establecimiento, ya que podría ser revocada por Gobernación si dichos centros nocturnos eran encontrados operando fuera de la ley.

El establecimiento “El Yate y/o Zonavien”, también conocido como “La Alcantarilla”, así como “Candela” fueron clausurados, ya que no contaban con licencias, mismas que entraron en suspensión a petición de sus respectivas agencias, ante el temor de que fueran canceladas, derivado de que el presidente municipal, Marco Antonio Bonilla Mendoza había advertido el cierre a los centros nocturnos que no respetaran los horarios para venta de alcohol conocidos como “bares after”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD