Local

Aumentan denuncias por violencia vs migrantes

Llama Federación de Derechos Humanos a proteger a los refugiados

Hérika Martínez/ El Diario de Juárez

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 26 abril 2021 | 05:00

Chihuahua.- La Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (Fmopdh), hizo una llamado a todas las autoridades de los tres niveles de gobierno para proteger a las personas migrantes y refugiadas, ya que en los últimos años se han incrementado las denuncias de violencia contra la población en movilidad.

De acuerdo al último censo de población, un millón 212 mil 252 personas nacidas en otro país residen en México, de los cuales Baja California, Ciudad de México y Chihuahua son las que concentran la mayor cantidad.

Con base en esto, la Federación consideró que la gravedad de las violaciones a derechos humanos en contra de la población migrante es contundente; no obstante, no se han logrado consolidar los ejes normativos, programáticos y estratégicos que permitan atender esta emergencia humanitaria desde una visión integral, con un enfoque diferencial y de derechos humanos.

Detallaron que la posición geográfica de México intensifica la presión de la agenda migratoria. Por un lado, las personas mexicanas que salen del país; por otro, todas aquellas personas de distintas nacionalidades que intentan llegar a los Estados Unidos a través de las fronteras.

Otro aspecto que fue muy criticado es el despliegue de más de ocho mil elementos de las Fuerzas Armadas en las fronteras norte y sur del país, que ha expuesto a las personas migrantes a un aumento de las violaciones a derechos humanos por parte de esta autoridad, así como a transitar por nuevas rutas que son más peligrosas por la presencia de la delincuencia organizada y la ausencia de ayuda humanitaria que pueda asistirles en el camino.

En el país se tiene registro de al menos dos mil personas migrantes desaparecidas, las cuales han sido reportadas por sus familiares. Los hechos sucedidos en las poblaciones de San Fernando, Cadereyta o Camargo constituyen un patrón de violencia estructural en contra de este grupo de población.

El impacto de la violencia en esta población es diferencial en función, principalmente, del género y la edad, así como de la intersección entre ambas categorías. Mujeres, adolescentes y niñas son las principales víctimas de violencia sexual y sometidas a explotación sexual y trata de personas.

En materia de refugio, algunos de los retos son el fortalecimiento del reconocimiento de la condición de persona refugiada y el mejoramiento del proceso administrativo para conseguirlo, así como el diseño e implementación de una agenda pública para la inclusión social de personas refugiadas en el país y la garantía de la progresividad y no regresión del presupuesto de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), que para 2021 disminuyó un 14.34 por ciento respecto al presupuesto autorizado en 2020.

Otros pendientes en la materia son la implementación de albergues especializados en todas las entidades federativas para recibir a las personas en situación de movilidad, el desarrollo urgente de programas de asistencia humanitaria que promuevan la inclusión social y atención integral de las personas, así como el apoyo a los ya existentes para que éstos no desaparezcan.

Aunado a la necesidad de implementar albergues especializados para recibir a las personas en situación de movilidad, se deben tomar las medidas necesarias en todas las entidades para garantizar la existencia de Centros de Asistencia Social para recibir a niños y adolescentes en contexto de movilidad, ya sean acompañados o no acompañados, lo anterior derivado de la obligación que tienen las Procuradurías de Protección y los Sistemas de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatales de proporcionar estos espacios en función de velar por su interés superior.

Lo anterior, se vuelve aún más apremiante en el contexto generado por la emergencia sanitaria por coronavirus (Covid-19). En relación a ello, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), durante la década pasada se logró avanzar en la integración de los migrantes en los países de acogida. Sin embargo, los avances podrían disiparse por la emergencia sanitaria y sus consecuencias económicas.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han explicado que la actividad económica a nivel mundial se encuentra en una fase de contracción debido al Covid-19, impactando fuertemente el sector industrial y de servicios, y con ello a las personas trabajadoras migrantes.  

jnunez@diarioch.com.mx