Local

Aumentan los homicidios de alto impacto

Los abogados están preocupados porque en cada cambio de gobierno los grupos criminales mandan señales o advertencias a las autoridades para demostrar su poderío,

De la redacción

jueves, 23 septiembre 2021 | 07:42

En las últimas dos semanas han aumentado los homicidios de alto impacto, que implican violencia extrema de parte de los agresores contra las víctimas, lo que se ha registrado tanto en Juárez como Chihuahua y otros municipios de la entidad.

Los reportes oficiales de la Fiscalía General del Estado asientan multihomicidios, descuartizamientos, una familia asesinada y calcinada, así como otros hechos que causaron asombro y temor entre los chihuahuenses, lo que preocupa a la Barra y Colegio de Abogados de Ciudad Juárez.

 El expresidente de la asociación civil, Eduardo Mariscal, comentó ayer que se ha recrudecido el índice de homicidios y delitos de alto impacto, levantando sospechas sobre la posible complicidad que algunos mandos de las policías estatales tienen con integrantes de grupos criminales.

 Los abogados están preocupados porque en cada cambio de gobierno los grupos criminales mandan señales o advertencias a las autoridades para demostrar su poderío, pero dañan a la sociedad con matanzas y 'levantones' en toda la entidad y en ello se deben enfocar, en combatirlos, comentó Mariscal.

 El exfiscal César Augusto Peniche, explicó el abogado, pese a su desempeño anterior en lo que ahora se llama Fiscalía General de la República (FGR) no dio resultados favorables y ahora es mayor el problema de inseguridad en la entidad, porque dejaron crecer a las bandas criminales y en algunos casos hubo mandos que permitieron qué sus actividades ilícitas crecieran en Chihuahua.

Mencionó que el nuevo fiscal Roberto Javier Fierro Duarte todavía no es conocido por parte de la Barra de Abogados de Ciudad Juárez, quienes tampoco conocen su proyecto de trabajo, pero le darán su voto de confianza y estarán pendientes de que cumpla y logre disminuir los delitos que más dañan a la sociedad.

De masacres y descuartizados

 El caso más reciente de una masacre fue ayer por la madrugada, en el kilómetro 13 más 800 metros, de la carretera que conduce de Parral a Guadalupe y Calvo, donde fueron hallados los cuerpos de seis personas que tenían su residencia unos en Guanacevi Durango y otros en la Colonia Valle Verde en Parral.

 Policías de Santa Bárbara fueron los primeros en arribar hasta el kilómetro 14 del tramo El Granillo a San José de los Bailón, donde encontraron los cuerpos tapados con una lona amarilla, todos con huellas de tortura y uno con la cabeza desprendida, de acuerdo con el reporte inicial que levantó la FGE Zona Sur.

 La tarde del martes, policías de investigación pertenecientes a la Fiscalía Especializada en la Mujer (FEM) realizaron un operativo en la colonia Palestina de la ciudad de Chihuahua, tras el hallazgo de los cuerpos de una mujer y su pequeña hija de apenas 11 años, mismas que estaban desmembradas-calcinadas, en las inmediaciones del punto donde se ubicó el cuerpo sin vida del comerciante Saúl Domínguez, en las calles 26a y Palestina.

 La mañana del lunes, frente a decenas de personas y en una concurrida plaza comercial (Sendero) fue asesinado el empresario originario de Chiapas, Aarón Clemente L. E. dedicado a la compra-venta de inmuebles, allegado a políticos y deportistas.

 Fue ejecutado de 12 balazos en su camioneta GMC Sierra 2021, en el estacionamiento de la plaza ubicada en el bulevar Francisco Villarreal Torres y la avenida Manuel Gómez Morín  

 En la carretera a Cuauhtémoc fue hallado el cuerpo sin vida de un hombre que estaba atado de pies y manos, mismo que tenía la cabeza cubierta con una camisa.

 Estaba a la altura del Kilómetro 10 de la calle El Rosal de colonia Manitoba, hasta donde llegaron policías preventivos y de la Agencia estatal de Investigaciones.

Pero fue precisamente en Cuauhtémoc donde el 7 de septiembre se registró una de las más cruentas masacres recientes.

Nueve hombres fueron asesinados ese día por un comando que llegó en una pickup a una casa de la colonia Periodistas de la ciudad de Cuauhtémoc y disparó contra todos los asistentes a un convivio, de acuerdo con la versión oficial de la Fiscalía Zona Occidente.

El ataque con armas de alto poder ocurrió en el patio de una casa ubicada en las calles Novena y Nayarit, donde quedaron regados los cuerpos sin vida de los nueve hombres con heridas causadas por proyectil de arma de fuego. De acuerdo con las primeras indagatorias, las víctimas tenían de 25 a 30 años, y preparaban comida en un disco cuando fueron atacadas.

Luego, el 13 de septiembre en Nuevo Casas Grandes, un capitán de la Guardia Nacional (GN) resultó muerto en un enfrentamiento que se registró sobre la avenida Benito Juárez a la altura de la calle Durango de la colonia Obrera.

Mientras elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se encontraban realizando patrullajes por el lugar, se encontraron a eso de las 3:00 de la madrugada con un grupo de vehículos desde cuyo interior abrieron fuego contra los militares, logrando asesinar a uno de los elementos castrenses.

Además, el 15 de septiembre en la carretera de Cuauhtémoc a Chihuahua, un joven de 17 años de edad fue asesinado cuando viajaba con sus familiares en una camioneta. La víctima había declarado contra un grupo criminal horas antes y, sin protección alguna de la Fiscalía, prácticamente huía de la región con sus padres y un hermano cuando fue atacado.

Por estos hechos hubo acusaciones en redes sociales contra el fiscal de la Zona Occidente, Jesús Carrasco Chacón, que no fueron respondidas por el funcionario, pero el fiscal general del Estado aseguró que se investigaba tanto la agresión como los señalamientos directos a su subordinado; hasta la fecha no se han reportado avances.

Estos casos fueron los de mayor impacto por el modo y las circunstancias en que se registraron, independientemente de otros asesinatos que diariamente se han reportado en los diferentes municipios.