Local

Aún sin determinar cuántos reos liberarán

La Subsecretaría de Sistema Penitenciario y de Ejecución de Penas anunció que habían iniciado un procedimiento de detección de perfiles de reos de baja peligrosidad

De la Redacción / El Diario

miércoles, 22 abril 2020 | 23:11

Chihuahua.- La Subsecretaría de Sistema Penitenciario y Ejecución de Penas respondió ayer que no es posible determinar todavía el número de reos que podrían recibir la amnistía aprobada el pasado lunes por el Senado de la República, toda vez que se están haciendo análisis, estudios así como los perfiles correspondientes, de los más de ocho mil reclusos y reclusas. 

Alejandrina Saucedo, portavoz de la dependencia, indicó que en el caso del delito de aborto, no hay nadie recluido en los once centros penitenciarios. 

Sin embargo en el caso del delito de robo simple, homicidio familiar, y posesión de drogas por encima al doble de lo que establece la Ley de Salud, no se contaba hasta ayer a detalle con esa información. 

De igual manera, el Poder Judicial del Estado no tenía un número estimado de sentenciados que podrían acceder a ese beneficio. 

Apenas la semana pasada la Subsecretaría de Sistema Penitenciario y de Ejecución de Penas anunció que habían iniciado un procedimiento de detección de perfiles de reos de baja peligrosidad y que reunieran ciertas características. 

El portavoz del Tribunal Superior de Justicia, Israel Hernández indicó que esta semana el Consejo de la Judicatura sesionará en donde se tomarán varias medidas. 

Sin embargo, en relación a las liberaciones condicionales a delincuentes de menor peligrosidad, dijo que no se tiene fecha tampoco para cumplir con ese objetivo. 

El fin de semana pasado, la Subsecretaría señaló que aún no hay un número probable de los más de 8 mil internos que permanecen recluidos en los once centros estatales, pero ya se están analizando por parte del área técnica jurídica. 

La dependencia a través de la portavoz Alejandrina Saucedo, explicó que en el tema de las preliberaciones son el primer eslabón, donde se tiene que elaborar un estudio de viabilidad junto al área técnica. 

“Hay que ver a quienes pudieran ser, se había comentado que fueran personas mayores de 60 años, que no estuvieran privados de la libertad por delitos graves, que fueran primo delincuentes, o que tuvieran una enfermedad crónica generativa.